lunes, diciembre 24, 2007

Grandes frases (religiosas) de todos los tiempos



Aprovechando estas fiestas. Es un momento estupendo para leer historia.

Fuente: sindioses.org

"La Tierra es plana, y quienquiera que rechace esta afirmación es un ateo que merece ser castigado".

—Abdel-Aziz Ibn Baaz, suprema autoridad religiosa de Arabia Saudita, edicto (fatwa) de 1993.

"El buen cristiano debe permanecer alerta de los matemáticos y todos aquellos que realicen profecías vacías. Ya existe el peligro de que los matemáticos hayan hecho una alianza con el demonio para oscurecer el espíritu y confinar al hombre en las ataduras del Infierno."

—San Agustín de Hipona (354 - 430), padre de la Iglesia Católica y filósofo.

"Las heridas de un amigo son mejores que los besos de un enemigo. Amar con dureza es mejor que engañar con delicadeza... En Lucas 14: 23 está escrito: 'Obliguen a la gente a entrar'. Con amenazas de la ira de Dios, el Padre atrae almas hacia su Hijo."


—San Agustín de Hipona, proponiendo el principio de que todos deben hacerse cristianos, por la fuerza si es necesario.

"Nada rebaja tanto a la mente varonil de su altura como acariciar mujeres y esos contactos corporales que pertenecen al estado del matrimonio."

—San Agustín, "De Trinitate"

"Es Eva, la tentadora, de quien debemos cuidarnos en toda mujer... No alcanzo a ver qué utilidad puede servir la mujer para el hombre, si se excluye la función de concebir niños."

—San Agustín de Hipona

"Las mujeres no deben ser iluminadas ni educadas en forma alguna. De hecho, deberían ser segregadas, ya que son causa de insidiosas e involuntarias erecciones en los santos varones."

—San Agustín de Hipona

"Dos clases de humanos, los cristianos y los judíos. La luz y las tinieblas. Pecadores, homicidas, basura revuelta.

—San Agustín de Hipona.

"Mátenlos a todos; el Señor sabe cuáles son los Suyos."

—Almarico Amaury, abad de Citeaux, 1209, al preguntarle los cruzados qué hacer con los ciudadanos de Beziers, algunos de los cuales eran católicos y otros cátaros.

"Actué solamente bajo órdenes de Dios."

—Yigal Amir, asesino del primer ministro israelí Yitzak Rabin

"Por definición, ninguna evidencia aparente, percibida o afirmada como tal, en ningún campo incluyendo la historia y la cronología, puede ser válida si contradice el registro de las Escrituras."

—Declaración de fe del sitio Answers in Genesis

"El organismo de las mujeres está dispuesto al servicio de una matriz; el organismo del hombre se dispone para el servicio de un cerebro.

—Federico Arvesu, médico y jesuita, "La virilidad y sus fundamentos sexuales", 1962

"Única entre las naciones, Estados Unidos reconoció la fuente de nuestro carácter como divina y eterna, no cívica y temporal. Y porque hemos entendido que nuestra fuente es eterna, Estados Unidos ha sido distinto. No tenemos más rey que Jesús."

—John Ashcroft, Procurador General de George W. Bush desde 2001, durante un discurso del 08/05/1999 al recibir un diploma honorario de la ultraderechista y fundamentalista universidad Bob Jones, conocida por su política de segregación racial.

"La sangre de una persona es en realidad la persona misma. ... Los venenos debido al vivir personal, a los hábitos de comida y bebida... los venenos que producen el impulso de cometer suicidio, asesinar o robar, están en la sangre. La insanía moral, las perversiones sexuales, la represión, los complejos de inferioridad y los delitos: éstos con frecuencia se producen después de transfusiones de sangre."

—"La Atalaya" publicación de los Testigos de Jehová, 15/09/1961

"El hombre nunca está enfermo, porque la mente no está enferma y la materia no puede estarlo"

—Mary Baker Eddy (1821 - 1910), fundadora del sistema religioso "Ciencia Cristiana", en "Ciencia y salud con clave en las Escrituras". Pág. 393-30.

"Si vuestro paciente tiene una propensión a resfriarse, convencedle mentalmente que la materia no puede resfriarse, y que el pensamiento determina tal propensión"

—Mary Baker Eddy, en "Ciencia y salud con clave en las Escrituras". Pág. 377-1.

"En la Ciencia (cristiana) ninguna fractura ni dislocación puede existir"

—Mary Baker Eddy, en "Ciencia y salud con clave en las Escrituras". Pág. 402-16.

"Mientras menos sepamos de la higiene o pensemos en ella, menos estaremos dispuestos a la enfermedad"

—Mary Baker Eddy, en "Ciencia y salud con clave en las Escrituras". Pág. 389-6,7.

"No aparece en la Biblia, pero mi don espiritual, mi llamada específica de Dios, es ser un anfitrión de talk-shows televisivos."

—James Bakker, predicador evangélico, encarcelado por fraude a sus seguidores

"Los cristianos no católicos están en una situación gravemente deficiente en comparación con aquellos que, en la Iglesia Católica Romana, tienen en plenitud los medios de salvación."

—Papa Benedicto XVI Benedicto XVI (1927--), afirmación hecha cuando era el Cardenal Joseph Ratzinger, conjuntamente con la Congregación para la Doctrina de la Fe y el Papa Juan Pablo II, 06/09/2000.

"Afirmar que la Tierra gira alrededor del Sol es tan erróneo como proclamar que Jesús no nació de una virgen."

—Cardenal Bellarmino, en 1615, durante el juicio de Galileo

"Por apremio de la fe, estamos obligados a creer y mantener que hay una sola y Santa Iglesia Católica y la misma Apostólica... y fuera de ella no hay salvación ni perdón de los pecados..."

—Papa Bonifacio VIII (1235 - 1303). Papa de la Iglesia católica de 1294 a 1303, Bula "Unam Sanctam", 1302.

"Nuestra cultura es superior. Nuestra cultura es superior porque nuestra religión es el cristianismo y ésa es la verdad que hace libres a los hombres."

—Pat Buchanan (1938- ), candidato presidencial estadounidense en múltiples ocasiones, hablando frente a la Coalición Cristiana en 1993

"Agradezco al cielo por un hombre como Adolfo Hitler, quien levantó una línea de defensa contra el Anticristo del comunismo."

—Frank Buchman, evangelista estadounidense, 25 de agosto de 1936.

"No creo que los ateos deban ser considerados como ciudadanos, ni tampoco como patriotas. Esta nación es una bajo Dios."

—George Bush, (1934 --), 41° presidente de los Estados Unidos.

"Creemos que la neumonía atípica cesará cuando la marcha del SIDA (refiriéndose a una marcha gay) sea cancelada. Que Dios nuestro Señor tenga misericordia de esta ciudad y de esta nación"

—Ken Cambell, evangelista canadiense en un discurso de oposición a la legalización del matrimonio gay en Canadá. Junio de 2003.

"Podemos estar seguros de que Dios nunca habría permitido que ningún niño fuese asesinado, salvo por aquellos niños que ya estaban malditos y predestinados a la muerte eterna."

—Juan Calvino, racionalizando la matanza de niños en el Antiguo Testamento

"La doctrina de que la Tierra no es ni el centro del universo ni inamovible, sino que se mueve incluso con una rotación diaria, es absurda, tanto filosófica como teológicamente falsa, y como mínimo un error de fe."

—Decisión de la Iglesia Católica contra Galileo Galilei, 1616.

"... También ha llegado a conocimiento de la antedicha congregación que la doctrina pitagórica -- que es falsa y por completo opuesta a la Sagrada Escritura -- del movimiento de la Tierra y la inmovilidad del Sol, que también es enseñada por Nicolás Copérnico en 'De Revolutionibus orbium coelestium', y por Diego de Zúñiga en 'Sobre Job', está difundiéndose ahora en el extranjero y siendo aceptada por muchos... Por lo tanto, para que esta opinión no pueda insinuarse en mayor profundidad en perjuicio de la verdad católica, la Sagrada Congregación ha decretado que la obra del susodicho Nicolás Copérnico, 'De Revolutionibus orbium', y de Diego de Zúñiga, 'Sobre Job', sean suspendidas hasta que sean corregidas."

—Decreto de la Congregación Católica Romana del Index que condenó a "De Revolutionibus", 5 de marzo de 1616.

"¿Y que sucedió? (...) "El ángel del Señor, dicen, cayó sobre el campamento de los asirios y mató de ellos a 185.000 hombres; y al día siguiente, los que se alzaron no vieron más que cadáveres. Ésos son los frutos del temor de Dios (...)"

—San Cirilo de Alejandría, Santo Católico.

"El padre de los judíos es el diablo"

—San Cipriano de Cartago (c. 210 - 258), santo católico del siglo III. De él retomaron los nazis este slogan.

"El cristiano se gloría en la muerte de un pagano, porque por ella Cristo mismo es glorificado."

—San Bernardo de Claraval

"¡Exterminio total de los Infieles -- o conversión definitiva!"

—San Bernardo de Claraval

"Con el juicio de los ángeles y la sentencia de los santos, anatematizamos, execramos, maldecimos y expulsamos a Baruch de Spinoza, con asentimiento de toda la sagrada comunidad, en presencia de los libros sagrados con los seiscientos trece principios allí inscriptos, pronunciando contra él la maldición con la que Elisha maldijo a los niños, y todas las maldiciones escritas en el Libro de la Ley. ... Que sea maldito durante el día y maldito durante la noche; que sea maldito en su acostarse y en su levantarse; maldito en su salir y maldito en su entrar. Que el Señor nunca jamás lo perdone ni lo reconozca; que la ira y el desprecio de Dios ardan de aquí en adelante contra este hombre, lo carguen de todas las maldiciones escritas en el Libro de la Ley, y borren su nombre de debajo del cielo."

—Comunidad judía de Ámsterdam, excomunión de Baruch Spinoza el 27/07/1656

"Ninguna persona que niegue la existencia de Dios podrá obtener ningún cargo en los departamentos civiles de este Estado, ni será competente para testificar en ninguna corte."

—Constitución del Estado de Arkansas, EEUU, art. 19 sec. 1, que viola la prohibición de discriminar según religión en los cargos públicos que aparece en la constitución nacional.

"Humillen a los no musulmanes hasta tal punto que se rindan y paguen tributo."

—Corán, "Arrepentimiento", 29

"¡Oh, ustedes que creen! Asesinen a los que no son creyentes... y que encuentren dureza en ustedes."

—Corán, "Arrepentimiento", 123

"Que nadie se engañe. Si uno es sabio según el mundo y pasa por tal entre ustedes, que se haga tonto y llegará a ser sabio. Porque la sabiduría de este mundo es tontería a los ojos de Dios. Ya lo dijo la Escritura: Dios atrapa a los sabios en su propia sabiduría. Y también: El Señor conoce los argumentos de los sabios y sabe que no valen nada."

—1 Corintios 3: 18-20, atribuido por los cristianos a San Pablo.

"Escuchen, pues, lo que replico a quienes me critican: ¿No tenemos acaso derecho a que nos den de comer y de beber? ... ¿Solamente a Bernabé y a mí nos negarán el derecho a no trabajar? ¿Qué soldado va a la guerra a sus propias expensas? ¿Quién planta una viña y no come de sus frutos? ¿Quién cuida ovejas y no se alimenta con la leche del rebaño? ... Si nosotros hemos sembrado en ustedes riquezas espirituales, ¿será mucho que cosechemos entre ustedes algunas cosas de este mundo?"

—1 Corintios 9: 3-4, 6-7, 11, atribuido por los cristianos a San Pablo.

Mas quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo hombre, como el hombre es cabeza de la mujer, y Dios lo es de Cristo. Por donde si una mujer no se cubre con un velo la cabeza, que se la rape. Y si es cosa fea a una mujer el cortarse el pelo o raparse, cubra su cabeza. Lo cierto es que no debe el varón cubrir su cabeza, pues el es la imagen y gloria de Dios; mas la mujer es la gloria del varón. Que no fue el hombre formado de la mujer; si no la mujer del hombre; como ni tampoco fue el hombre criado para hembra, sino la hembra para el hombre.

—1 Corintios 11: 3-9, atribuido por los cristianos a San Pablo.

"Hagan como se hace en todas las Iglesias de los santos: que las mujeres estén calladas en las asambleas. No les corresponde tomar la palabra. Que estén sometidas como lo dice la Ley, y si desean saber más, que se lo pregunten en casa a su marido. Es feo que la mujer hable en la asamblea."

—1 Corintios 14: 34-35, atribuido por los cristianos a San Pablo.

"Si apareciese un conflicto entre el testigo del Espíritu Santo en la verdad fundamental de la fe cristiana y creencias basadas en argumentos y evidencias, entonces es el primero quien debe tener preferencia sobre el segundo, no al revés."

—William Lane Craig, "Reasonable Faith: Christian Truth and Apologetics"

"Todo rastro de la vieja filosofía y literatura del mundo antiguo ha desaparecido de la faz de la tierra."

—San Juan Crisóstomo (354?-407), Doctor y Padre de la Iglesia, regocijándose de que los cristianos habían destruido la Biblioteca de Alejandría y otras, dejando al mundo sólo con escritos cristianos

"La risa no parece ser un pecado, pero conduce al pecado."

—San Juan Crisóstomo o de Antioquia (347 - 404) religioso ortodoxo, patriarca de Constantinopla, "Homilías."

"De modo que quienquiera que no buscase a Yahvéh había de morir, fuese pequeño o grande, hombre o mujer".

—2 de Crónicas 15, 13

"He aquí un dicho digno de confianza que merece una aceptación completa: Jesucristo vino al mundo para salvar a los pecadores... Pero por esa misma razón, me fue concedida la misericordia para que en mí... Jesucristo pudiera mostrar Su infinita paciencia, como un ejemplo para que aquellos que creen en él reciban la vida eterna. Para el rey eterno, inmortal, invisible, el Dios único, sean el honor y la gloria por los siglos de los siglos."

—Jeffrey Dahmer, asesino serial convicto, en un alegato a la corte de Milwaukee, Wisconsin, EEUU, el 17/02/1992

"La gente que siente un amargo odio hacia la esclavitud obviamente siente odio amargo contra Dios y su palabra, porque rechazan lo que Dios dice y abrazan lo que dicen meros seres humanos acerca de la esclavitud. Este pensamiento humanista es el que abrazaron los abolicionistas."

—Charles Davidson, Senador del Estado de Alabama, EEUU, citando defensas bíblicas de la esclavitud, 1996 (!)

"Esta mitología de los monos de Darwin es la causa de la permisividad, la promiscuidad, los profilácticos, las perversiones, embarazos y abortos, la pornoterapia, la contaminación, envenenamientos y la proliferación de toda clase de crímenes."

—Juez Braswell Dean, en la revista "Time", marzo de 1981

"Cuando Yahvé su Dios los haya asentado en la tierra que están a punto de ocupar y haya enviado a muchos infieles ante ustedes... deben derribarlos y exterminarlos. No deben llegar a ningún compromiso con ellos ni mostrarles misericordia."

—Deuteronomio 7: 1

"Si un hombre tuviere un hijo rebelde y desvergonzado que no atiende a lo que manda el padre y la madre y castigado se resiste, con desprecio, a obedecer. Préndanle y llévenle antes los ancianos de su ciudad y a la puerta donde esta el juzgado. Y les dirán: "Este hijo nuestro es protervo y rebelde. Hace befa de nuestras reprensiones, pasa la vida en disoluciones y borracheras." Entonces morirá apedreado por el pueblo de la ciudad, para que arranquéis el escándalo de en medio de vosotros y todo Israel, oyéndolo tiemble."

—Deuteronomio 21: 18-21

"No entrará en la congregación de Jehová el que tenga magullados los testículos o amputado el miembro víril."

—Deuteronomio 23: 1

"Cuando algunos riñeren juntos el uno con el otro, y llegare la mujer del uno para librar á su marido de mano del que le hiere, y metiere su mano y le trabare de sus vergüenzas; La cortarás entonces la mano, no la perdonará tu ojo."

—Deuteronomio 25: 11-12

"Y comerás el fruto de tu vientre, la carne de tus hijos y de tus hijas que Jehová tu Dios te dio, en el cerco y en al apuro con que te angustiará tu enemigo."

—Deuteronomio 28: 53

"La incapacidad o falta de voluntad para odiar hace inservible a una persona. Si no odiamos las cosas detestables, la calidad de nuestro carácter es sospechosa. La Biblia nos manda que odiemos."

—H. A. (Buster) Dobbs, editor de la revista "Firm Foundation" y predicador de la Iglesia de Cristo, junio de 1994.

"Estoy firmemente convencido de que Michael Carneal es cristiano. Es un pecador, sí, pero no un ateo."

—Rev. Paul Donner, de la iglesia luterana de San Pablo, Paducah, Ky., describiendo al acusado de asesinato en masa Michael Carneal, de 14 años de edad.

"Si, por lo tanto, la Iglesia Católica también reclama el derecho a la intolerancia dogmática con respecto a sus enseñanzas, es injusto reprocharle el que ejercite este derecho... La Iglesia contempla la intolerancia dogmática no sólo como su derecho, sino como un deber sagrado... Según Romanos 8, 11 las autoridades seculares tienen el derecho de castigar, especialmente los crímenes graves, con la muerte; consecuentemente, 'los herejes pueden no sólo ser excomulgados, sino también condenados justamente a muerte'."

—La Enciclopedia Católica, edición de 1911

"Los católicos tenemos también la obligación de mantener fielmente los secretos. Y a veces la manera más fácil de cumplir con ese deber es decir lo que es falso, o una mentira."

—Encíclica Católica X

"... El hombre es cabeza de la mujer, como Cristo es cabeza de la Iglesia, cuerpo suyo, del cual es asimismo salvador. Que la esposa, pues, se someta en todo a su marido, como la Iglesia se somete a Cristo."

—Efesios 5: 22-24, atribuido por los cristianos a San Pablo.

"Descendientes de los simios, Por Dios! Esperemos que no sea verdad; pero si lo es, recemos para que no llegue a ser de dominio público"

—Esposa del obispo de Worcester, en tiempos de Darwin.

"Los papas, como Jesús, son concebidos por sus madres al ser cubiertas por el Espíritu Santo. Todos los papas son una especie de hombres-dioses, con el propósito de ser más capaces de servir las funciones de mediadores entre Dios y la humanidad. Todos los poderes del cielo y de la Tierra les son concedidos."

—Papa Esteban V, (¿? - 891). Papa de la Iglesia católica de 885 a 891.

"Decretamos y ordenamos que desde ahora, y para siempre, los cristianos no deberán comer o beber con judíos; ni admitirlos a fiestas, ni cohabitar con ellos, ni bañarse con ellos. Los cristianos no deberán permitir que los judíos tengan honores civiles por encima de los cristianos, o que ejerzan un cargo público en el Estado. Los judíos no podrán ser mercaderes, cobradores de impuestos, ni agentes de compra o venta de los productos y bienes de los cristianos, ni sus procuradores, contadores o abogados en asuntos matrimoniales, ni obstetras; ni podrán asociarse con cristianos. Ningún cristiano puede dejar o heredar nada en su testamento a judíos o a sus congregaciones. Se prohíbe a los judíos erigir nuevas sinagogas. Están obligados a pagar anualmente una décima parte de sus bienes y posesiones. Contra ellos los cristianos pueden testificar, pero el testimonio de judíos contra cristianos no tendrá, en ningún caso, valor alguno. Todos y cada uno de los judíos, de cualquier sexo o edad, deben vestir y usar en todas partes la vestimenta distintiva y las marcas conocidas por las cuales puedan ser distinguidos de los cristianos de forma evidente. No podrán vivir entre cristianos, sino en una cierta calle, separados y segregados de los cristianos, fuera de la cual no pueden bajo ningún pretexto tener casas."

—Papa Eugenio IV, (1383 - 1447) papa de la Iglesia Católica de 1431 a 1447, Bula Pontificia, V, 67, 1442.

"He repetido todo lo que pudiera servir a la gloria, y suprimido todo lo que pudiera ayudar al desprestigio, de nuestra religión."

—Eusebio, Padre de la Iglesia, "Praeparatio Evangelica", cap. 31, libro 12.

"La destrucción de nuestra comunidad y nuestra cultura es culpa de hombres afeminados que han sido influenciados en demasía por las mujeres."

—Tony Evans, co-editor de "Seven Promises of a Promise Keeper", en "The Progressive", agosto de 1996

"Al filo de la medianoche, hirió Yahvé a todos los primogénitos de la tierra de Egipto".

—Éxodo 12, 29

"Cuando un hombre venda a su hija como esclava..."

—Éxodo 21, 7

"Y comerás pan de cebada cocido debajo de la ceniza; y lo cocerás á vista de ellos con los estiércoles que salen del hombre."

—Ezequiel 4:12

"El SIDA no sólo es el castigo de Dios a los homosexuales; es el castigo de Dios a una sociedad que tolera a los homosexuales."

—Rev. Jerry Falwell, 1993

"Espero vivir para ver el día en que, como en los primeros días de nuestro país, no tengamos más escuelas públicas. Las iglesias las habrán conquistado de nuevo y los cristianos las manejarán. ¡Qué día feliz será ése!"

—Rev. Jerry Falwell, "America Can Be Saved", 1979

"El rey tiene todo el derecho de enviar sus hombres a las Indias para reclamar ese territorio de estos idólatras, porque él lo recibió del Papa. Si los indios se rehúsan, legalmente puede muy bien combatirlos, matarlos y esclavizarlos, igual que Josué esclavizó a los habitantes de la tierra de Canaán."

—Martín Fernández de Encisco, jurista y geógrafo español

"El derecho a tener esclavos está claramente establecido en las Sagradas Escrituras, tanto por precepto como por ejemplo."

—Rev. R. Furman, bautista de Carolina del Sur.

"Los hombres de Sodoma querían violar a dos ángeles y Lot dijo.......He aquí ahora yo tengo dos hijas que no han conocido varón; os las sacaré afuera, y haced de ellas como bien os pareciere: solamente á estos varones no hagáis nada, pues que vinieron á la sombra de mi tejado."

—Génesis 19: 8

"Si dices una mentira suficientemente grande y sigues repitiéndola, la gente eventualmente llegará a creérsela."

—Joseph Goebbels, Ministro de Propaganda del Tercer Reich

"La costumbre de Roma consiste en tolerar ciertas cosas y en silenciar otras"

—Papa Gregorio VII (1020-1085), papa de la Iglesia católica de 1073 a 1085, en carta a Hugues de Die (legado pontificio) 09/Mar/1078.

"¡Reclutas! Frente al altar y el siervo de Dios ustedes me han dado su juramento de obediencia... Me han jurado fidelidad, son los niños de mi guardia, mis soldados; se han entregado a mí en cuerpo y alma. ... Sólo un enemigo puede existir para ustedes: mi enemigo. Con las actuales maquinaciones de los socialistas, puede suceder que les ordene que les disparen y maten a sus propios parientes, sus hermanos, o incluso sus padres Dios no lo permita; y entonces estarán obligados por el deber, implícitamente, a obedecer mis órdenes."

—Kaiser alemán Guillermo II, discurso, 1891

"Recuerden, el pueblo alemán es el elegido de Dios. Sobre mí, el Emperador Alemán, ha descendido el espíritu de Dios. Yo soy Su espada, Su arma y Su vicerregente."

—Kaiser Guillermo II de Alemania, 4 de agosto de 1914

"Y según la Ley, casi todas las cosas han de ser purificadas con sangre, y no hay remisión sin efusión de sangre".

—Hebreos 9: 22, atribuido por los cristianos a San Pablo.

"Se debe reconocer que los mormones fueron destacados conquistadores de los yermos. No sólo los subyugaron, sino los conservaron subyugados; y en lugar de cantinas y garitos, plantaron huertos, jardines, hortalizas, escuelas y hogares pacíficos, que fueron las piedras angulares de su progreso y un ejemplo a los naturales de la superioridad del blanco".

—Gordon B. Hinckley, líder mormón justificando la participación de los mormones durante la guerra mexicano-estadounidense (1846-1848), en el libro "La Verdad Restaurada", Pág. 134, 1969.

"He seguido a la Iglesia al darle al programa de nuestro partido el carácter de finalidad inalterable, como el Credo. La Iglesia nunca ha permitido que se interfiriera con el Credo. Hace mil quinientos años que fue formulado, pero cada sugerencia de que fuera corregido, cada crítica lógica o ataque sobre él, han sido rechazados. La Iglesia se ha dado cuenta de que cualquier cosa y todo puede ser cimentado sobre un documento de esta clase, sin importar cuán contradictorio o irreconciliable con él sea. Los fieles se lo tragarán entero, siempre que al razonamiento lógico no se le permita nunca tocarlo."

—Adolfo Hitler (1889-1945), dictador alemán, en "Rauschning", "La voz de la destrucción"

"Estamos convencidos de que la gente necesita y requiere esta fe. Por lo tanto hemos llevado a cabo la lucha contra el movimiento ateo, y esto no sólo con unas pocas declaraciones teóricas: lo hemos aplastado."

—Adolfo Hitler, en un discurso en Berlín, 24/10/1933

"El hecho de que el Vaticano esté concluyendo un tratado con la nueva Alemania significa un reconocimiento del estado Nacionalsocialista por parte de la Iglesia Católica. Este tratado muestra a todo el mundo, clara e inequívocamente, que la afirmación de que el Nacionalsocialismo es hostil a la religión es una mentira."

—Adolfo Hitler escribiendo al Partido Nazi, 22/07/1933; de "Hitler's Pope", por John Cornwell

"Las escuelas seculares no pueden ser toleradas nunca, porque tales escuelas no tienen instrucción religiosa, y una instrucción moral general sin base religiosa está construida sobre el aire; consecuentemente, todo el entrenamiento del carácter y la religión deben derivarse de la fe... Necesitamos gente creyente."

—Adolfo Hitler, 26 de abril de 1933, en un discurso durante las negociaciones que llevaron al Concordato entre los nazis y el Vaticano.

"Y el fundador del cristianismo no mantuvo secreta en absoluto su apreciación del pueblo judío. Cuando lo consideró necesario, Él expulsó a esos enemigos de la raza humana fuera del templo de Dios."

—Adolfo Hitler, "Mein Kampf"

"Estoy convencido de que actúo como agente de nuestro Creador. Al combatir a los judíos estoy haciendo la voluntad del Señor."

—Adolfo Hitler

"La grandeza del cristianismo no estuvo en intentar negociaciones de compromiso con otras opiniones filosóficas similares del mundo antiguo, sino en su inexorable fanatismo al predicar y pelear por su propia doctrina."

—Adolfo Hitler, "Mein Kampf", vol. 1, Cáp. 12

"Soy ahora, como antes, católico, y siempre lo seré."

—Adolfo Hitler, al general Gerhard Engel, 1941

"Ustedes los Einsatztruppen fuerzas de tareas han sido convocados para cumplir con un deber repulsivo. Pero son soldados que tienen que llevar a cabo cada orden incondicionalmente. Ustedes tienen una responsabilidad ante Dios y Hitler por todo lo que está sucediendo. Yo mismo odio este trabajo sangriento y lo siento hasta el fondo de mi alma. Pero estoy obedeciendo a la ley más alta al cumplir con mi deber. El hombre debe defenderse a sí mismo contra las chinches y las ratas... contra las alimañas."

—Heinrich Himmler, (1900-1945), oficial alemán nazi en un discurso a los guardias de la SS.

"La mejor forma de ganar dinero es creando tu propia religión".

—Lafayette Ronald Hubbard (1911 -1986), fundador de la Iglesia de la Cienciología o Dianética.

"Cuando nuestros líderes hablan, el pensamiento se ha terminado. Cuando ellos proponen un plan, este es el plan de Dios. Cuando ellos indican un camino, no hay otro más seguro. Cuando ellos dan instrucciones, esto debe marcar el fin de la controversia. Dios no trabaja de otra forma. Pensar de otro modo, sin arrepentimiento inmediato, podría costarle su fe, podría destruir sus testimonios, y a abandonarlo como un extraño al reino de Dios."

—Iglesia de Jesucristo de los santos de los Últimos Días (mormonismo), en "Improvement Era", Junio 1945.

"Usen contra los herejes la espada espiritual de la excomunión; si esto no resulta efectivo, usen la espada material."

—Papa Inocencio III, (1161-1216), Papa de la Iglesia católica de 1198 a 1216.

"Ahora pueden ustedes ver quién es el servidor que es puesto sobre la familia del Señor; verdaderamente es el Vicario de Jesucristo, el sucesor de Pedro, el Cristo del Señor; puesto entre Dios y el hombre, de este lado de Dios, pero más allá del hombre; menos que Dios, pero más que el hombre; quien juzga a todos, pero no es juzgado por nadie."

—Papa Inocencio III

"Nuestro querido Hijo el Rey de Francia, el Canciller de París, y los Doctores, ante el clero y la gente, quemaron públicamente con fuego los antedichos libros el Talmud con todos sus apéndices. Pedimos e imploramos a su Celestial Majestad, en nuestro Señor Jesús, que, habiendo comenzado laudable y piadosamente a perseguir a aquéllos que perpetúan estos detestables excesos, continúe haciéndolo con la debida severidad. Y que mande a lo largo y a lo ancho de su reino entero que los antedichos libros con todos sus glosarios, ya condenados por los Doctores, sean echados a las llamas. Prohibiendo con firmeza a los judíos tener a cristianos como sirvientes o nodrizas..."

—Papa Inocencio IV (1185 -1254), papa de la Iglesia católica de 1243 a 1254, en Bula Pontificia, IV, 509, 1244.

"Yo he creado al destructor para aniquilar".

—Isaías 54: 17

"El Gobierno Nacional, por lo tanto, contempla como su primera y suprema tarea la de restaurar la unidad de mentes y voluntades del pueblo alemán. Preservará y defenderá los cimientos sobre los cuales descansa la fuerza de nuestra nación. Tomará bajo su firme protección al cristianismo como base de nuestra moral, y a la familia como el núcleo de nuestra nación y nuestro Estado."

—"Nazism, A History in Documents & Eyewitness Accounts"; fuente original: Jacobsen and Jochmann, "Ausgewahlte Dokumente Bd II"

"La vacunación es una violación directa de la eterna alianza que Dios hizo con Noé después del diluvio... La vacunación nunca ha salvado una vida humana. No previene la viruela."

—"The Golden Age", publicación de los Testigos de Jehová, 04/Sep/1931

"Así dice Yahvéh, el Dios de Israel: Maldito el varón que no escuche los términos de esta alianza".

—Jeremías 11: 3

"Pero si no escuchan, yo arrancaré a tal nación. La arrancaré y la destruiré, dice Yahvéh".

—Jeremías 12: 17

"Así dice Yahvéh, Dios de Israel: ... y los estrellaré, a cada cual contra su hermano, padres e hijos sin que piedad, compasión y lástima me quiten de destruirlos".

—Jeremías 13: 14

"Por ti, Israel, trituré las naciones, hombre y mujer, viejo y niño, joven y doncella".

—Jeremías 51: 20-23

"Aunque tu padre se aferre a ti, y tu madre se desgarre las vestiduras y te muestre los pechos con los que te amamantó, aléjalos, ponlos a un lado con los ojos secos y abraza la cruz."

—San Jerónimo de Estridón (340 - 420), Carta a Heliodoro

"El cristianismo sólo tiene sentido si sus premisas factuales son verdaderas.... La premisa esencial es que Dios nos creó con un propósito, y que nuestro destino es un destino glorioso en la eternidad. La pregunta correcta es cómo, dada la premisa, se ha llegado a tal estado de confusión. La respuesta es que los humanos vieron la gloria de Dios en las cosas que fueron creadas pero eligieron volverse hacia el camino equivocado e inventar ídolos de su propia hechura: siendo la última moda en ídolos la gran historia metafísica de la ciencia."

—Phillip E. Johnson, abogado y escritor cristiano creacionista, "Reason in the Balance".

"La ciudad de Jericó será dada a Yahvé en anatema, con cuanto en ella hay al filo de la espada, hombres y mujeres, ancianos y niños".

—Josué 6: 2

"Alrededor de la mitad."

—Juan XXIII (1881 -1963), papa de la Iglesia Católica de 1958 hasta 1963, al preguntársele cuántas personas trabajaban en el Vaticano, de "Pontiff", por Gordon Thomas y Max Morgan-Witts.

"Subió Judá y Yahvé le entregó en sus manos a los cananeos y a los periseos y a su rey, Adoní-Bézeq, le amputaron los pulgares de manos y pies".

—Jueces 1: 4-6

"Mas aquellos hombres no le quisieron oír; por lo que tomando aquel hombre su concubina, sacósela fuera: y ellos la conocieron, y abusaron de ella toda la noche hasta la mañana, y dejáronla cuando apuntaba el alba." (La mujer murió)

—Jueces 19: 25

"Maldecid a Meroz, dice el ángel de Yahvé, maldecid y maldecid a sus habitantes..."

—Jueces 23

"¡Perezcan así todos tus enemigos, oh Yahvé!".

—Jueces 31

"Los católicos podemos mentir y decir que somos protestantes cuando estemos entre los protestantes, o podemos mentir estando entre los hugonotes y decir que somos hugonotes; y si lo deseamos, podemos caer tan bajo como para decir que somos judíos mientras estemos entre judíos, si nuestra mentira beneficia a la Iglesia Católica."

—Juramento jesuita

"La Iglesia Católica Romana, convencida de que es la única verdadera iglesia, debe demandar el derecho a la libertad para sí misma y el fin de la libertad para todas las otras."

—Publicación jesuita

"Hermanos, pueden argumentar lo que quieran, pero cuando alguna cosa llega al sexto piso (de la sede central en N. Y.), es verdad".

—Nathan Homer Knorr, Presidente de los Testigos de Jehová de 1942-1988.

"Encontramos un gran número de libros... y ya que no contenían nada sino supersticiones y falsedades del Demonio, los quemamos a todos."

—Diego de Landa, obispo católico, en julio de 1562, después de quemar invaluables libros de historia y ciencia maya.

"¡Desde tiempos inmemoriables es sabido cuán provechosa nos ha resultado esa fábula de Jesucristo"

—León X, (1475 - 1521). Papa de la Iglesia católica de 1513 a 1521.

"La tolerancia igualitaria de todas las religiones... es lo mismo que el ateísmo."

—León XIII (1810 - 1903), papa de la Iglesia Católica de 1878 a 1903, "Imortale Dei"

"Es ilegal demandar, defender o conceder libertad incondicional de pensamiento o de palabra, o de prensa, o de culto, como si éstos fueran derechos que la naturaleza le ha dado al hombre."

—Papa León XIII

"Los católicos deben introducirse dondequiera que sea posible en la administración de los asuntos civiles... Todos los católicos deben hacer lo que esté en su mano para que la constitución de los estados y su legislación sean modeladas sobre los principios de la verdadera Iglesia."

—Papa León XIII, encíclica

"Y comeréis las carnes de vuestros hijos, y comeréis las carnes de vuestras hijas"

—Levítico 26:29

"Ningún ser humano consagrado como anatema podrá ser rescatado, debe morir".

—Levítico 27, 29

"Cielo y tierra, centro y circunferencia, fueron creados juntos, en el mismo instante, y las nubes llenas de agua... Esto tuvo lugar, y el hombre fue creado por la Trinidad en el día veintitrés de octubre de 4004 a. C., a las nueve de la mañana."

—John Lightfoot, vicecanciller de la Universidad de Cambridge, 1859

"Debemos estar siempre dispuestos a creer que lo blanco es negro, si así lo manda la jerarquía de la Santa Madre Iglesia..."

—San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús (1491-1556)

"Pronto notamos que ella era insensible a las cosas terrenales.... Después de contar en voz alta las lunas de Júpiter, y poco después las de Saturno, hizo una hermosa descripción de los anillos de éste último. Luego dijo: "Los habitantes son personas altas, majestuosas, bien diferentes de los habitantes de la tierra. El pecado nunca ha entrado allí."

—N. Loughborough, pastor y figura histórica en los primeros tiempos de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, comentando una visión (ataque de epilepsia de lóbulo temporal) de la profetisa Elena G. de White, en "Rise and Progress of the Seventh-day Adventists" (Battle Creek, Michigan: General Conference Association of Seventh-day Adventists, 1892).

Así es que aquel siervo esclavo que, habiendo conocido la voluntad de su amo, no obstante, ni puso en orden las cosas, ni se porto conforme quería su señor, recibirá muchos azotes.

—Lucas 12: 47, atribuido a Jesús.

Si alguno de los que me siguen NO aborrece a su padre y a su madre, y a la mujer, y a los hijos, y a los hermanos y hermanas, y aun a su vida misma, no puede ser mi discípulo.

—Lucas 14: 26, atribuido a Jesús.

"En cuanto a éstos, mis enemigos, que no quisieron que yo reinase sobre ellos, traedlos acá y delante de mí degolladlos".

—Lucas 19: 27 parábola narrada por Jesús.

"El ateísmo es todavía el mayor instrumento utilizado por el demonio en nuestros días, porque es un grave pecado contra Dios, que niega su propia existencia dando paso a la práctica de toda una variedad de actos diabólicos como el aborto."

—Sor Lucía

"Quien no está con el Papa no está con Dios; y quien quiera estar con Dios tiene que estar con el Papa."

—Sor Lucía, una de las testigos de la presunta aparición de la Virgen de Fátima

"La teoría de que uno siempre debe tratar con respeto las convicciones religiosas de los otros no encuentra ningún soporte en los Evangelios."

—Arnold Lunn (1888-1974), autor inglés

"Astrólogo advenedizo...Este estúpido quiere trastocar toda la ciencia astronómica. Pero la Sagrada Escritura nos dice que Josué ordenó pararse al Sol, y no a la Tierra".

—Martín Lutero

"Aquel que quiera ser cristiano debe arrancarle los ojos a su Razón".

—Martín Lutero

"Tengan sus hijos y hagan como puedan; si mueren, benditas sean, porque seguramente mueren en medio de una noble labor y de acuerdo a la voluntad de Dios... Así ven ustedes cómo son débiles y poco saludables las mujeres estériles; aquéllas bendecidas con muchos niños son más saludables, limpias y alegres. Pero si eventualmente se agotan y mueren, no importa. Que mueran dando a luz, que para eso están."

—Martín Lutero

"Toda nuestra experiencia histórica debe enseñarnos, cuando miramos hacia atrás, lo mal que la sabiduría humana ha sido traicionada cada vez que confía en sí misma".

—Martín Lutero. Teólogo alemán

"las niñas empiezan a caminar y a hablar antes que los niños porque la maleza crece siempre más rápido que las buenas semillas"

—Martín Lutero. Teólogo alemán

"La razón es la mayor enemiga de la fe. Quienquiera que desee ser cristiano debe arrancarle los ojos a su razón."

—Martín Lutero. Teólogo alemán

"La fe debe sofocar toda razón, sentido común y entendimiento."

—Martín Lutero. Teólogo alemán

"¿Qué daño se haría si un hombre dijera una buena y gran mentira por el bien de lo bueno y de la iglesia cristiana, una mentira por necesidad, una mentira útil? Tales mentiras no irían en contra de Dios; Él las aceptaría..."

—Martín Lutero

"No pierdan el tiempo con los herejes; puede ser condenados sin ser oídos. Y mientras se quemen en la estaca, los fieles deben destruir la raíz y la rama malvada, y lavar sus manos en la sangre de los obispos y del Papa, que es el demonio disfrazado."

—Martín Lutero

"El pecado no puede apartarte de Cristo, ni aunque cometas adulterio cien veces al día y la misma cantidad de asesinatos."

—Martín Lutero, carta a Melanchton, 01/08/1521

"Si no oyereis, y si no acordareis dar gloria á mi nombre, ha dicho Jehová de los ejércitos, enviaré maldición sobre vosotros, y maldeciré vuestras bendiciones; y aun las he maldecido, porque no lo ponéis en vuestro corazón. He aquí, yo os daño la sementera, y esparciré el estiércol sobre vuestros rostros, el estiércol de vuestras solemnidades, y con él seréis removidos."

—Malaquías 2:2-3

"Y al que escandalizare alguno de estos pequeñitos que creen en mi, mucho mejor le fuera que le ataran al cuello una de esas ruedas de molino que mueve un asno, y le echaran al mar. Que si tu mano te es ocasión de escándalo, córtala: mas te vale el entrar manco en la vida que tener dos manos e ir a la gehenna, al fuego inextinguible.

—Marcos 9:42-43, palabras atribuidas a Jesús.

"No piensen que vine a traer la paz a la tierra; no vine a traer la paz, sino la espada. Vine a poner al hijo en contra de su padre, a la hija en contra de su madre, y a la nuera en contra de su suegra."

—Mateo 11: 34-35, palabras atribuidas a Jesús.

"El que no está conmigo, está contra mí, y el que no recoge conmigo, desparrama."

—Mateo 12: 30, palabras atribuidas a Jesús.

"Con toda consciencia de verdad... reporto las maravillosas muestras de Su infinito poder, sabiduría, bondad y fidelidad, con las cuales Su divina providencia ha iluminado las tierras salvajes de los indios."

—Cotton Mather, "Annals of Christ in America", sobre la masacre de novecientos indios pequot amistosos en 1637 por parte de los puritanos

"La existencia del demonio no es una opinión, algo para tomar o dejar como uno desee... [El demonio] engaña a los hombres convenciéndolos de que no necesitan de Dios y que son autosuficientes."

—Cardenal Jorge Medina Estévez, vocero del Vaticano, diciendo a los ateos que son víctimas del demonio, 20/09/2000

"Ahora vamos a ver de nuevo al niño sobre el cual leímos en el Terrible Juicio, que fue condenado al infierno. ¡Vean! Es una visión desgraciada. El pequeño niño está en un horno al rojo vivo. ¡Escuchen el fuego! Le golpea la cabeza contra el techo del horno. Le golpea los pies contra el piso. En la cara de este pequeño pueden ver lo que se ve en la de todos los que están en el infierno: desesperación, una horrible desesperación... Este niño cometió pecados mortales muy malos, sabiendo bien lo mal que estaba lo que hacía, y sabiendo que el infierno sería su castigo. Dios fue muy bueno con este niño. Muy probablemente Dios vio que este niño se haría peor y peor, y nunca se arrepentiría, y así pues habría tenido que ser castigado mucho más en el infierno. Así que Dios, en Su misericordia, lo alejó de este mundo en su temprana infancia."

—William Meagher, vicario general de Dublín quien aprobó este texto para el folleto católico para niños "Tracts for Spiritual Reading".

"La evolución es la raíz del ateísmo, el comunismo, el nazismo, el conductismo, el racismo, el imperialismo económico, el militarismo, el libertanismo, el anarquismo, y de todo tipo de sistemas de creencias y prácticas anticristianas."

—Henrry. M. Morris, "The Remarkable Birth of Planet Earth", 1972

"¡... la razón principal por la cual insistir en el Diluvio Universal como un hecho de la historia y como el vehículo primario para la interpretación geológica es que la Palabra de Dios lo enseña claramente! Ninguna dificultad geológica, real o imaginaria, puede permitírsele el tener precedencia sobre las claras afirmaciones y las deducciones necesarias de la Escritura."

—Henry Morris, creacionista norteamericano, siglo XX

"Desafortunadamente, Dios no nos da todos los detalles. Todo lo que podemos hacer es comenzar con lo que sabemos y hacer inferencias razonables. Puedo pensar en varias posibilidades que son bíblicamente aceptables... ¿Es posible que este ser altamente inteligente Lucifer haya realizado experimentos de cría o ingeniería genética tanto en hombres como en animales, en su intento de remedar al verdadero Creador/Dios y usurpar Su autoridad? Quizá incluso las antiguas leyendas de híbridos de varias bestias y de medios hombres y medias bestias tengan alguna base real."

—John D. Morris, 1997

"Y él [el "Señor"] había hecho caer la maldición sobre ellos [los "lamanitas"], sí, una penosa maldición a causa de su iniquidad. Porque he aquí, habían endurecido sus corazones contra él, de modo que se habían vuelto como un pedernal; por tanto, ya que eran blancos y sumamente bellos y deleitables, el Señor Dios causó que los cubriese una piel de color oscura, para que no atrajeran a los de mi pueblo. Y así dice el Señor Dios: Haré que sean repugnantes a tu pueblo, a no ser que se arrepientan de sus iniquidades. Y malditos serán los descendientes de aquél que se mezcle con la posteridad de ellos; porque serán maldecidos con la misma maldición. Y el Señor lo habló; y así fue. Y a causa de la maldición que vino sobre ellos, se convirtieron en un pueblo ocioso, lleno de malicia y astucia... Y el Señor Dios me dijo: Serán un azote a tus descendientes para estimularlos a que se acuerden de mí; y al grado de que no se acuerden de mí, ni escuchen mis palabras, los castigarán hasta la destrucción."

—2 Nefi 5: 21-25, narra la historia racista según la cual Dios castigó a los antepasados de los indígenas americanos (supuestamente el pueblo lamanita) oscureciéndoles la piel. Texto del Libro de Mormón.

"Seamos frontales: debemos usar la doctrina de la libertad religiosa para lograr la independencia de las escuelas cristianas hasta que entrenemos a una generación de personas que sepan que no hay neutralidad religiosa, ni una ley neutral, ni una educación neutral, ni un gobierno civil neutral. Luego ellos se ocuparán de construir un orden social, político y religioso basado en la Biblia, que finalmente niegue las libertades religiosas de los enemigos de Dios."

—Gary North, citado en Albert J. Menendez, "Visions of Reality: What Fundamentalist Schools Teach", 1993

"Sería un beneficio para el país Inglaterra si fuese bastamente más supersticioso, más fanático, más oscuro y más feroz en su religión que lo que demuestra serlo en este momento."

—Cardenal John Newman, "Apologia pro Vita Sua"

"Carlomagno fue un rey justo y en verdad, un héroe de la cristiandad. Sin embargo, ser un adalid cristiano hacia el año 800 implicaba actividades non sanctas, como estar dispuesto a degollar enemigos herejes y evitar avances bárbaros y paganos; o aplicar castigos inmisericordes a la propia tropa para mantener la disciplina... Aunque Carlomagno siempre se preocupó por mantenerse fiel a los preceptos, y por que a sus súbditos más alejados del imperio les llegara la educación y la palabra de Dios, no mereció la categoría de santo. Pero sí alcanzó grados elevados de virtud, que no es poco."

—Nueva Lectura, revista católica argentina, Nº 82 diciembre de 2000, p. 116.

"El Señor hablo a Moisés diciendo: "Toma primero venganza de lo que han hecho a los hijos de Israel los madianitas..." Moisés hablo así al pueblo, "Ármese alguna gente de entre vosotros para salir a dar batalla, y ejecutar la venganza que el Señor quiere tomar de los madianitas. Escójanse mil hombres de cada tribu de Israel para salir a campaña."... Y fueron elegidos mil de cada tribu, esto es, prontos para combatir... Los envió Moisés con Finees, hijo del Sacerdote Eliazar... Y se apoderaron de sus mujeres y niños y de todos los ganados y de todos sus bienes; saquearon cuanto pudo haber a las manos. Ciudades, aldeas y campamentos, todo lo devoro el fuego. Y tomando los despojos y todas las cosas que pillaron tanto de hombre como de bestia, Los condujeron a Moisés y al Sacerdote Eliazar y a toda la multitud de los hijos de Israel... Y enojado Moisés contra los jefes del ejército y los jefes de mil de cien que venían de la guerra. Dijo "Como habéis dejado con vida a las mujeres?" Matad, pues, todos los varones que hubiere, aun a los niños. Y degollad a las mujeres que hayan conocido varón, Reservaos solamente a las niñas y a todas las doncellas.

—Números 31: 1-18

"Maten a cada varón entre los pequeños, y maten a cada mujer que haya yacido con un hombre. Pero todas las mujeres jóvenes que no hayan conocido hombre,... manténganlas vivas para ustedes." Moisés, transmitiendo las órdenes de Dios a su pueblo,

—Números 31: 17-18

"La tolerancia de la libertad puede ser mantenida hasta que se haya logrado el control total del estado por parte de los católicos."

—Obispo O'Conner, de Pittsburg, EEUU

"Quemen las bibliotecas, porque su valor está en este solo libro."

—Omar I, 2do califa del Islam, en la toma de Alejandría, hablando del Corán

"Samaria es culpable porque se reveló contra su Dios. Caerán a espada, sus niños serán estrellados, y sus embarazadas abiertas en canal".

—Óseas 14: 1

"... Más aún prometo y declaro que, cuando la oportunidad se presente, haré la guerra sin descanso, secreta y abiertamente, contra todos los herejes, protestantes y liberales, como se me manda que haga, y que los extirparé y exterminaré de la faz de la tierra entera, y que no dejaré en pie a nadie, sea cual sea su sexo, edad o condición, y que colgaré, mataré de hambre, herviré, desollaré, estrangularé y enterraré vivos a esos infames herejes; desgarraré los estómagos y los úteros de sus mujeres y aplastaré las cabezas de sus niños contra la pared, para aniquilar para siempre su execrable raza."

—Papa Pablo III, (1468 -1549), declaración hecha en 1576.

"Vosotros, los esclavos, estad sumisos con todo temor a los amos, no tan solo a los buenos y apacibles, sino también a los de recia condición. Pues el merito esta en sufrir uno, por respeto a Dios penas padecidas injustamente."

—1 Pedro 2:18-19

"Por la autoridad de las presentes Cartas, ordenamos que todos y cada uno de los judíos de ambos sexos en nuestros Dominios Temporales, y en todas las ciudades, tierras, lugares y baronías sujetas a ellos, habrán de partir todos hasta fuera de sus confines dentro del espacio de tres meses a partir de que estas Cartas hayan sido hechas públicas. Deben ser despojados de todos sus bienes, y ser perseguidos de acuerdo al debido proceso de la ley. Se convertirán en siervos de la Iglesia Romana, y se los someterá a servidumbre perpetua. Y la Iglesia reclamará el mismo derecho sobre ellos que el que otros dominios reclaman sobre sus esclavos y siervos."

—Papa Pío V (1504 -1572), papa de la Iglesia católica de 1566 a 1572. Bula Pontificia, VII, 741, 1567.

"Se propuso una vez que todas las doctrinas religiosas deberían ser libres y sus ceremonias ejecutadas en público. Nosotros los católicos hemos rechazado este artículo como contrario a la ley canónica católica romana."

—Papa Pío VII (1742- 1823), papa de la Iglesia Católica entre 1800 y 1823, declaración hecha en 1808.

"El Dr. Constain James refutó muy bien las aberraciones del darwinismo... Un sistema que es repugnante a la historia, a la tradición de toda la gente, a la ciencia exacta, a los hechos observados, y aun a la razón misma, parecería no necesitar refutación. Pero la corrupción de esta edad, las maquinaciones de los perversos, el peligro de los simples, demandan que tales juegos, por muy completamente absurdos que sean, deban (ya que toman prestada la máscara de la ciencia) ser refutadas por la ciencia verdadera."

—Beato Pío IX (1792 -- 1878), Papa desde 1846 a 1878, comentando un libro de un médico francés de 1877.

"Mussolini es un enviado de la Divina Providencia."

—Papa Pío XI, (1857 - 1939), papa de la Iglesia Católica entre 1922 y 1939.

"No es posible hacer ninguna inferencia histórica a menos que el historiador asuma una analogía básica de la experiencia pasada con el presente. Si no concedemos esto, no habrá nada fuera de lugar en creerse reportes como que A se transformó en hombre lobo o que B transmutó plomo en oro. '¡Hey, sólo porque no lo veamos suceder hoy en día no quiere decir que nunca lo hizo!' Así de fácil uno podría aceptar la historicidad de Juancito y las Habichuelas Mágicas con la misma base, siempre que nuestro único criterio de probabilidad histórica sea '¡todo vale!'"

—Robert Mac Cready Price, fundador del creacionismo moderno, en "By This Time He Stinketh"

"Sección 49-6-1012. Ningún maestro ni administrador en un agente educativo local enseñará la teoría de la evolución excepto como teoría científica. Cualquier maestro o administrador que enseñe dicha teoría como un hecho comete insubordinación, según se la define en la Sección 49-5-5 01(s)(6), y deberá ser despedido o suspendido según se prevé en la Sección 49-5-511."

—Resolución HB2972 (Diputados) y SB3229 (Senadores) del Estado de Tennessee, EEUU, introducida por el diputado Zene Whitson, considerado por el Comité de Educación de la Cámara de Diputados y el Subcomité K-12 del Comité de Educación del Senado, 21/02/1996

"Si soy un hombre de Dios que baje fuego del cielo y te devore a ti y a tus cincuenta hombres".

—2 de Reyes 1: 10,12

Cocimos pues mi hijo, y le comimos. El día siguiente yo le dije: Da acá tu hijo, y comámoslo. Más ella ha escondido su hijo.

—2 Reyes 6:29

"Dicen que se supone que uno debe ser amable con los episcopales y los presbiterianos y los metodistas y esto y lo otro. Tonterías. No tengo por qué ser amable con el espíritu del Anticristo."

—Pat Robertson, "El Club 700", 14/01/1991

"Muchas de esas personas involucradas con Adolf Hitler eran satanistas, muchas de ellas homosexuales; las dos cosas parecen ir juntas."

—Pat Robertson, "El Club 700", 21/01/1993

"Sé que a las damas les duele oír esto, pero si se casan, han aceptado el liderazgo de un hombre, su esposo. Cristo es la cabeza del hogar, y el esposo es la cabeza de la esposa, y así es como son las cosas, punto."

—Pat Robertson, 11/09/1992

"Nunca habrá paz en el mundo hasta que la casa de Dios y el pueblo de Dios reciban su recto lugar de liderazgo en la cima del mundo. ¿Cómo puede haber paz cuando borrachos, traficantes de drogas, comunistas, ateos, adoradores de Satán, de la Nueva Era, humanistas seculares, dictadores opresivos, cambiadores de moneda ambiciosos, asesinos revolucionarios, adúlteros y homosexuales están en la cima?"

—Pat Robertson, "The New World Order", 1991

"Las guerras de exterminio han perturbado a mucha gente porque no saben lo que estaba pasando. La gente de la tierra de Palestina era muy malvada. Se habían abandonado a la idolatría; sacrificaban a sus hijos; tenían todo tipo de prácticas sexuales abominables; estaban teniendo relaciones, aparentemente, con animales; estaban teniendo sexo hombres con hombres y mujeres con mujeres; estaban cometiendo adulterio, fornicación; adoraban ídolos, dándoles a sus hijos como ofrenda; y estaban abandonando a Dios. Dios les dijo a los israelitas que los mataran a todos -- hombres, mujeres y niños, para destruirlos. Y eso parece algo terrible de hacer. ¿Lo es? ¿O no? Bueno, asumamos que hubiera dos mil de ellos, o diez mil, viviendo en esa tierra, o cualquier otra cantidad. No tengo el número exacto. Tomemos un número. Dios dijo: 'Mátenlos a todos'. Bueno, eso parecería duro, ¿no? Serían diez mil personas que probablemente irían al infierno. Pero, si se quedaran allí y se reprodujeran, en treinta o cuarenta o cincuenta o sesenta o cien años más, podrían concebiblemente ser... diez mil que se irían a cien mil... cien mil a un millón. ¡Y luego habría un millón de personas que tendrían que pasar la eternidad en el infierno! Y es mucho más misericordioso quitar a unos pocos que ver en el futuro, cien años más tarde, y decir, 'Bien, tengo que borrar a un millón de personas que estarían separadas de Dios por siempre', porque la abominación estaba allí como una enfermedad contagiosa. Dios vio que no había cura para ella. No iba a cambiar; sus corazones no iban a cambiar; y lo único que harían sería causar problemas para los israelitas, y alejar a los israelitas de Dios, y evitar que la verdad de Dios alcanzara la Tierra. Así que Dios, en su amor, quitó a un pequeño número, para no tener que quitar un gran número."

—Pat Robertson, racionalizando el genocidio cometido por los antiguos israelitas, en el programa de televisión "El Club 700", 6 de mayo de 1985.

"Cada uno en esta vida debe someterse a las autoridades. Pues no hay autoridad que no venga de Dios, y los cargos públicos existen por voluntad de Dios. Por lo tanto, el que se opone a la autoridad se rebela contra un decreto de Dios, y tendrá que responder por esa rebeldía."

—Romanos 3: 1-2, atribuido por los cristianos a San Pablo.

"Tú, Rey mío y Dios mío... Por ti a nuestros contrarios repelimos y en tu nombre pasamos por encima de nuestros agresores."

—Salmos 44: 5

"¡Abate, oh Dios, a los pueblos con tu cólera!".

—Salmos 56: 8

"El justo exultara al ver la venganza, y sus pies lavará en la sangre del impío."

—Salmos 58: 11

"¡Capital de Babel, devastadora, feliz quien pueda devolverte el mal que nos hiciste, Bienaventurado el que tomará y estrellará tus niños contra las piedras".

—Salmos 137: 8-9

"Darás muerte a todos: hombres y mujeres, adolescentes y niños de pecho".

—1 de Samuel 15: 3

"Porque Yahvéh es el señor de la guerra."

—1 de Samuel 17: 47

"Y Saúl dijo: Decid así á David: No está el contentamiento del rey en el dote, sino en cien prepucios de Filisteos, para que sea tomada venganza de los enemigos del rey. Más Saúl pensaba echar á David en manos de los Filisteos."

—1 Samuel 18:25

"A los habitantes los deporto y les hizo manejar la sierra, los picos, las hachas o los empleos en las ladrilleras: así trato a todas las ciudades de los amonitas. Enseguida volviese David con todo su ejército a Jerusalén."

—2 Samuel 12:31

"Hace muchos años, los pioneros cristianos tuvieron que combatir con los salvajes indios. Hoy en día, misioneros de estas mismas culturas primitivas están siendo enviados a través de las escuelas públicas para paganizar a nuestros niños."

—Phylis Schlafly

"Los testigos de Jehová no se están muriendo por falta de sangre, los números reflejan que mueren más personas que reciben sangre que los que rehúsan recibir sangre, entonces su pregunta muestra un prejuicio de parte suya."… "Yo no he visto ninguna evidencia médica que demuestre que ella murió por falta de una transfusión de sangre."

—Mike Shepherd, representante de Watch Tower en Nicaragua, respuesta dada a un periodista después de la muerte de Bertha Calderón, una Testigo de Jehová porque sus familiares no permitieron una transfusión sanguínea. La Prensa, 03 de junio de 2000.

"La libertad de prensa es uno de los mayores males que amenazan a la sociedad moderna."

—Cardenal Pedro Segura, New York Herald Tribune, 05/12/1952

"El Dios que te sostiene sobre el foso del infierno, casi como uno sostiene a una araña o a algún insecto repugnante sobre el fuego, te aborrece, y se siente terriblemente provocado; su ira hacia ti quema como el fuego; sus ojos son más puros que los que pueden soportar tenerte a la vista; a sus ojos eres diez mil veces más abominable que la más odiada serpiente venenosa es a los nuestros. Lo has ofendido infinitamente más de lo que jamás un rebelde obstinado haya ofendido a su príncipe; y aun así no es más que su mano la que te sostiene y en todo momento evita que caigas al fuego. A nada más hay que reconocerle el hecho de que no hayas ido al infierno anoche, y que se haya tolerado que despiertes otra vez en este mundo después de haber cerrado tus ojos para dormir."

—"Pecadores en las manos de un Dios enojado", sermón del 8 de julio de 1741

"Yo profetizo en nombre del Señor Dios, que las dificultades que causarán el derrame de mucha sangre antes de la venida del Hijo del Hombre, empezarán en la Carolina del Sur. Probablemente, surgirán a causa del problema de los esclavos. Así lo declaró una voz mientras oraba en cuanto al asunto, el 25 de diciembre de 1832. En una ocasión estaba orando muy sinceramente para saber la hora de la venida del Hijo del Hombre, cuando oí una voz repetirme lo siguiente: José, hijo mío, si vives hasta cumplir 85 años, verás la faz del Hijo del Hombre; por tanto que te baste esto, y no me molestes más sobre el asunto."

—José Smith (1805-1844), fundador y profeta del mormonismo, el 2 de abril de 1843. Doctrinas y Convenios, 130: 12-15.

"Ningún hombre está autorizado para quitarle la vida a otro por motivo de diferencias en cuanto a la religión, la cual todas la leyes y los gobiernos deberían tolerar y proteger, ya fuere verdadera o falsa. Todo hombre tiene el derecho natural, y en nuestro país el derecho constitucional, de ser profeta falso así como profeta verdadero"

—José Smith, palabras del fundador del mormonismo cuando se le cuestionaba sobre la veracidad de su profeticismo, en "Enseñanzas", Pág. 161, obra del compilador José Fielding Smith.

"Ahora, siempre hemos supuesto que cualquiera que sea llamado un hombre es considerado un ser humano. La visión se refiere a todas estas clases como razas de hombres. ¡Y sin embargo, a pesar de esta clara afirmación, algunos tontamente afirman que las visiones enseñan que algunos hombres no son seres humanos! Pero, ¿niega alguno la afirmación general contenida en el extracto que antecede? No. Si lo hicieran, podrían ser fácilmente silenciados haciendo referencia a casos tales como los de los salvajes bosquimanos de África, algunas tribus hotentotes, y quizás los indios Digger de nuestro propio país, etc. Además, los naturalistas afirman que la línea de demarcación entre la raza humana y la raza animal se perdió en la confusión. Es imposible, como ellos afirman, decir exactamente dónde termina la raza humana y dónde comienza la raza animal"

—Urias Smith. Líder de la Iglesia Adventista del Séptimo Día del siglo XIX, en The Visions of Mrs. E. G. White (Las visiones de la Señora E. G. White, 1869.

"Si no vuelvo al púlpito este fin de semana, millones de personas irán al infierno."

—Jimmy Swaggart, predicador televisivo, estafador, 20/05/88

"La charlatanería la inicia entre vosotros el maestro de escuela y como habéis divido la ciencia en partes, os habéis alejado de la única verdadera."

—Taciano, Padre de la Iglesia.

"El Libro de Mormón contiene la historia de una colonia de israelitas, de la tribu de José, que salieron de Jerusalén 600 años antes del nacimiento de Cristo, durante el reinado de Sedecías, rey de Judá, en vísperas de la conquista de Judea por Nabucodonosor y la inauguración del cautiverio babilónico. Esta colonia fue llevada por dirección divina al continente americano, en el cual llegaron a ser un pueblo numeroso y fuerte; y esto a pesar de que, divididos por las disensiones, formaron dos naciones enemigas, conocidas respectivamente como nefitas y lamanitas. Mientras aquéllos fomentaron las artes de la industria y la cultura, y escribieron unos anales en los que incorporaron su historia y Escrituras, éstos se volvieron degenerados y viles. Los nefitas fueron aniquilados en el año 400 de nuestra era, pero los lamanitas siguieron viviendo en su estado degenerado, y en la actualidad [1964] son conocidos como los indios americanos."

—James E. Talmage, líder mormón conocido en su Iglesia como "uno de los doce apóstoles", en "Jesús es el Cristo", Pág. 50, 1964.

"Los lamanitas, aun cuando aumentaron en número, sufrieron el anatema [maldición] del desagrado de Dios; su cutis se tornó oscura, su espíritu se extravió, se olvidaron del Dios de sus padres, se entregaron a una vida salvaje y nómada y degeneraron en el estado caído en que se encontraban los indios de América, sus descendientes directos, cuando nuevamente se descubrió el continente en una época posterior".

—James E. Talmage, en "Jesús es el Cristo", Pág. 57, 1964.

"Los lamanitas pieles rojas volvieron a sus costumbres degeneradas y nació en ellos una hostilidad asesina contra sus hermanos blancos; y en ambas naciones se generalizó todo género de prácticas corruptas. Por muchos años los nefitas retrocedieron ante sus tenaces enemigos, dirigiéndose hacia el nordeste a través de lo que actualmente es el país de los Estados Unidos. Unos cuatrocientos años después de Cristo se libró la última batalla cerca del Cerro de Cumora [Condado de Notario, Estado de Nueva York], y fue aniquilada la nación nefita. Los lamanitas o indios americanos, resto degenerado de la posteridad de Lehi, han continuado hasta el día de hoy [1964]".

—James E. Talmage, en "Jesús es el Cristo", Pág. 777, 1964.

"Después de Jesucristo es ya odiosa toda investigación. Si creemos, ya no exigimos nada que vaya más allá de nuestra fe."

—Tertuliano, Padre de la Iglesia.

"Es un justo castigo para una conducta sexual incorrecta".

—Madre Teresa, sobre el SIDA

"Creo que es muy hermoso que los pobres acepten su carga, que la compartan con la pasión de Cristo. Creo que el mundo está siendo ayudado mucho por el sufrimiento de la gente pobre." --Madre Teresa de Calcuta

"Que una ola de intolerancia los llene. Quiero que se sientan llenarse de una ola de odio. Sí, el odio es bueno... Nuestro objetivo es una nación cristiana... Estamos llamados por Dios a conquistar este país. ... No queremos pluralismo. Queremos una teocracia."

—Randall Terry, jefe de Operation Rescue, 15 de agosto de 1993.

"¿Y no sabes tú que eres una Eva? La sentencia de Dios sobre este sexo tuyo vive en esta era: la culpa debe necesariamente vivir también. Tú eres la puerta del demonio; eres la que quebró el sello de aquel árbol prohibido; eres la primera desertora de la ley divina; eres la que convenció a aquél a quien el diablo no fue suficientemente valiente para atacar. Así de fácil destruiste la imagen de Dios, el hombre. A causa de tu deserción, incluso el Hijo de Dios tuvo que morir."

—Tertuliano, Padre de la Iglesia, "De Culta Feminarum", 1.1

"Y el Hijo de Dios murió, lo cual es inmediatamente creíble porque es absurdo. Y después de enterrado se levantó de nuevo, lo cual es seguro porque es imposible."

—Tertuliano

"¡Ah, qué magnífica escena! ¡Cómo reiré y me sentiré contento y exultante cuando vea a esos sabios filósofos, que enseñan que los dioses son indiferentes y que los hombres no tienen alma, asándose y quemándose ante sus propios discípulos en el infierno!"

—Tertuliano, "De Spectaculis"

"Las mujeres escuchen en silencio las instrucciones con entera sumisión. Pues no permito a la mujer enseñar ni tomar autoridad sobre el marido; mas estése callada. Ya que Adán fue formado el primero, y después Eva. Y además Adán no fue engañado, mas la mujer, engañada, fue causa de la prevaricación de la caída en el pecado. Verdad es que se salvara por medio de los hijos, si persevera en la fe y el la caridad en santa y arreglada vida.

—1 Timoteo 2: 11-15, atribuido por los cristianos a San Pablo.

"Para que los santos puedan disfrutar más abundantemente de su beatitud y de la gracia de Dios, se les permite ver el castigo de los malditos en el infierno."

—Santo Tomás de Aquino (1225 - 1274), "Summa Theologica"

"En lo que se refiere a la naturaleza del individuo, la mujer es defectuosa y mal nacida, porque el poder activo de la semilla masculina tiende a la producción de un perfecto parecido en el sexo masculino, mientras que la producción de una mujer proviene de una falta del poder activo."

—Santo Tomás de Aquino, Summa Theologica

"Con respecto a los herejes... está el pecado por el cual merecen no sólo ser separados de la Iglesia por medio de la excomunión, sino del mundo, por la muerte."

—Santo Tomás de Aquino.

"Un brahmán no hubiera tocado siquiera los pies de Gandhi, quien era un vaisya (una de las castas inferiores); los brahamanes son superiores"

—Umashankar Tripathy, Brahamán de la ciudad de Benarés, India, para la National Geographic. Junio de 2003.

"Cualquiera sea la causa natural, el pecado es la verdadera causa de todos los terremotos."

—John Wesley (1703-1791), fundador de la Iglesia Evangélica Wesleyana.

"Cada una de las especies de animales que Dios había creado fue preservada en el arca. Las especies confusas que Dios no creó, y que eran el resultado de la amalgama, fueron destruidas por el diluvio. Desde el diluvio, ha habido amalgama entre hombres y bestias, como puede verse en la interminable variedad de especies de animales y ciertas razas de hombres."

—Elena G. de White (1827-1915), profetiza y cofundadora de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, en Spiritual Gifts (Dones espirituales), Tomo 3, p. 75, 1864.

"Algunas mujeres poseen en forma natural cinturas pequeñas. Pero en lugar de considerar estas formas como hermosas, deberían ser consideradas defectuosas. Estas cinturas de avispa podrían haberle sido transmitidas de sus madres, como resultado de su indulgencia en la práctica pecaminosa de usar corsés apretados, y como resultado en una respiración imperfecta"

—Elena G. de White, en Review and Herald, 31 Octubre 1971; "Words to Christian Mothers," The Health Reformer, Octubre 1871:121, y Noviembre 1871:154-157; Healthful Living, 1897:58.

"Muchos que profesan creer en la Biblia no tienen como explicar cosas maravillosas que se encuentran en la tierra, con la postura de que la semana de la creación fue de solo siete días literales, y que el mundo sólo tiene como seis mil años"

—Elena G. de White, en 3 Spiritual Gifts 92 [1864]; 1 Spirit of Prophecy 87 [1870]; Signs of the Times, 20 Marzo 1879.

"En ese tiempo (está hablando del momento del diluvio universal) fueron sepultados bosques inmensos. Desde entonces se han transformado en el carbón de piedra...y han producido también inmensas cantidades de petróleo: Con frecuencia la hulla y el petróleo se encienden y arden bajo la superficie de la tierra. Esto calienta las rocas, quema la piedra caliza, y derrite el hierro. La acción del agua sobre la cal intensifica el calor, y ocasiona terremotos, volcanes y brotes ígneos. Cuando el fuego y el agua entran en contacto con las capas de roca mineral se producen terribles explosiones subterráneas....A esto siguen erupciones volcánicas..."

—Elena G. de White, en "Historia de los Patriarcas y Profetas", página 99.

"La moda recarga las cabezas de las mujeres con trenzas y almohadillas artificiales... que calientan y excitan los centros nerviosos de la médula espinal en el cerebro... La acción de la sangre sobre los órganos inferiores o animales del cerebro causa una actividad antinatural y una tendencia hacia la temeridad en la moral, y la mente y el corazón están en peligro de corromperse. Al excitarse y fortalecerse los órganos animales, la moral se debilita. Los poderes morales e intelectuales de la mente se convierten en siervos del animal... Muchos han perdido la razón y se han vuelto locos sin remedio después por seguir esta moda deformadora."

—Elena G. de White, "Words to Christian Mothers, No. 2," Health Reformer 6 (Oct. 1871):12 1.

"Las hembras poseen menos fuerza vital que el otro sexo... El resultado del auto-abuso en ellos se ve en varias enfermedades, tales como... pérdida de la memoria y la vista, gran debilidad en la espalda y los lomos, afecciones de la espina dorsal, la cabeza a menudo se deteriora internamente. El tumor canceroso, que estaría latente en el sistema durante toda la vida, se inflama, y comienza su obra carcomedora y destructiva. La mente a menudo se arruina por completo, y la locura tiene lugar."

—Elena G. de White, Appeal to Mothers (Battle Creek, Michigan, 1864), 27. See also Numbers, Prophetess of Health 1976.

"Esta es una época veloz. Los niñitos y las niñitas comienzan a fijarse el uno en el otro cuando ambos deberían estar en una guardería, recibiendo lecciones de modestia y buen comportamiento. ¿Cuál es el efecto de esta mezcla tan común? ¿Aumenta ella la castidad en los jóvenes que así se reúnen juntos? ¡Realmente no! Aumenta las primeras pasiones libidinosas; después de estas reuniones, los jóvenes son enloquecidos por el diablo y se entregan a sus viles prácticas."

—Elena G. de White, Testimonies for the Church 2:482.

"Se me mostraron cosas entre nuestro pueblo que no estaban de acuerdo con su fe. Parecía haber una locura con las bicicletas. Se gastaba dinero para gratificar un entusiasmo en esta dirección que podría mejor, mucho mejor, haber sido invertido en la construcción de casas de adoración... Había un espíritu de disensión y contienda entre ellos en cuanto a cuál debería ser el mayor. El espíritu era similar al manifestado en los juegos de béisbol en los terrenos de la universidad. Dijo mi Guía: 'Estas cosas son una ofensa contra a Dios."

—Elena G. de White, Testimonies for the Church 8:51-52.

"Querido hermano E: ... Me sorprendió mucho leer su recomendación de La Cabaña del Tío Tom, Robinson Crusoe, y libros así. Usted está en peligro de volverse un poco descuidado en lo que escribe... Repetidamente, he visto lo nefasto de leer tales libros."

—Elena G. de White, Testimonies for the Church 5:516.

"Padres, sobre todas las cosas, vigilad a vuestros niños en Sábado. No permitáis que violen el día santo de Dios jugando en la casa o fuera de ella. Lo mismo podéis quebrantar el sábado vosotros mismos que dejando que los niños lo hagan, y cuando permitís que los niños vayan de aquí para allá, y que jueguen en Sábado, Dios os considera violadores del Sábado."

—Elena G. de White, Review and Herald 3 (17 Feb. 1853):155

"Se me presentó una visión en la cual había estudiantes jugando tenis y críquet. Luego se me instruyó en relación con el carácter de estas diversiones. Se me presentaron como una especie de idolatría, como los ídolos de las naciones... Los ángeles de Dios... se sintieron avergonzados de que se diera una exhibición como ésta por los profesos hijos de Dios."

—Elena G. de White, Counsels to Parents, Teachers, and Students (Mountain View, California: Pacific Press Publishing Association, 1913), 350.

"No existe fundamento alguno para la suposición de que el hombre llegó a existir mediante un lento proceso evolutivo..."

—Elena G. de White

"Pero si hubo un pecado, por encima de cualquier otro, que requería la destrucción de la raza por medio del diluvio, fue el crimen degradante de la amalgama del hombre y la bestia, un crimen que desfiguró la imagen de Dios y causó confusión por todas partes."

—Elena G. de White, Spiritual Gifts (Dones espirituales) Tomo 3, p. 64, 1864.

"Cuando las piernas y los brazos se enfrían, la sangre se aleja de ellos y se acumula en los pulmones y la cabeza. La circulación queda entorpecida y la delicada maquina de la naturaleza no funciona adecuadamente"

—Elena G. de White, en Mensajes selectos, Tomo II, página 533.

El vestido embarrado y húmedo se pone en contacto con los tobillos, que no están suficientemente protegidos, y los enfría pronto; esta es una de las grandes causas productoras de catarros y tumefacciones escrofulosas, y pone en peligro la salud y la vida.

—Elena G. de White, en Mensajes Selectos. Tomo II Página 542.

"... la práctica de comer mayormente carne hace que se contraigan enfermedades de todo género: cáncer, tumores, escrófula, tuberculosis y una cantidad de otras afecciones similares" "Continuamente sucede que la gente come carne llena de gérmenes de tuberculosis y cáncer. Así se propagan estas enfermedades y otras también graves"

—Elena G. de White, en Consejos sobre el régimen alimenticio, página 464

"Por la luz que Dios me ha dado, sé que la prevalencia de carne y tumores se debe a un sistema de vida vulgar a base de carne".

—Elena G. de White, en Consejos sobre el Régimen alimenticio, página 463.

"Muchas veces cuando se come carne, está se descompone en el estómago, y produce enfermedad"

—Elena G. de White, en Consejos sobre el régimen alimenticio, página 458.

"El cáncer, los tumores y TODAS las enfermedades inflamatorias son producidas mayormente por el consumo de carne".

—Elena G. de White, en Consejos sobre el régimen alimenticio, página 463.

"Otra gran causa de la mortandad de los niños y de los jóvenes es la costumbre de dejarles los brazos y los hombros desnudos. Ninguna censura es demasiado severa para esta moda. Ha costado la vida a miles. El aire que baña los brazos y las piernas, y que circula alrededor de las axilas, enfría estas partes del cuerpo tan cercanas a los órganos vitales y estorba la circulación saludable de la sangre produciendo enfermedad, especialmente de los pulmones y del cerebro."

—Elena G. de White, en Mensajes Selectos, Tomo II, página 532.

"Los efectos de que un régimen a base de carne tendrá sobre hijos nerviosos no tenderá a hacerlos de un temperamento dulce, sino malhumorados, irritables, apasionados e impacientes frente a las restricciones; se pierden las prácticas virtuosas, y la corrupción destruye la mente, el alma y el cuerpo.

—Elena G. de White, en Mensajes Selectos, Tomo III, página 331.

sábado, diciembre 22, 2007

La Iwo Jima del siglo XXI


Unos creativos han creado un fotomontaje que describe a la perfección como es el mundo actual.

Otro gran ejemplo de tolerancia religiosa

Para que se vea que el integrismo no es solo cosa del islam. Hay un grupo especialmente virulento en EE.UU. que se alegra del 11-S. Que es extraordinariamente homófobo y esta en plan apocalíptico. Parece una secta destructiva. Muchas de sus proclamas dan autentico miedo. "Dios odia al mundo" "Todos los marines son maricones" "Vais todos al infierno" "Gracias dios por el 11-S". Se han hecho famosos por aparecer en los funerales de soldados de EE.UU. para provocar e insultar.

Aquí os dejo una versión del "We are the world" de esta gente. Lo peor de todo es como extienden su veneno de odio a niñas de 3 o 4 años.


http://view.break.com/278059 - Watch more free videos

La verdad es que esto me parece más aterrador que cualquier película de miedo de hollywood.

viernes, diciembre 21, 2007

Acerca del aborto

En estos días el aborto a salido a portada de todos los medios informativos de España.
Parte del tema ha surgido con una clara intención por parte de asociaciones cristianas con objetivos regresionistas de los derechos de las mujeres.

Esto asunto esta cargado de subjetividad. De forma que lo que es moral o no está estipulado según las directrices de las sectas mayoritarias o no. Pero para realizar un análisis más objetivo es bueno ver que decía allá por 1990 el excelente divulgador Carl Sagan sobre este tema:

"La humanidad gusta de pensar en términos de extremos opuestos.
Está acostumbrada a formular sus creencias bajo la forma de esto ‘o lo otro’, entre los que no reconoce posibilidades intermedias. Cuando se la fuerza a reconocer que no cabe optar por los extremos, todavía sigue inclinada a mantener que son válidos en teoría, pero que en las cuestiones prácticas las circunstancias nos obligan a llegar a un compromiso".
John Dewey, Experience and Education, I, 1938.

La cuestión quedó zanjada hace años. El poder judicial optó por el término medio. Uno pensaría que la polémica había concluido, pero sigue habiendo concentraciones masivas, bombas e intimidación, muertes de trabajadores de clínicas abortistas, detenciones, intensas campañas, drama legislativo, audiencias del Congreso, decisiones del Tribunal Supremo, grandes partidos políticos que casi se definen sobre la materia y eclesiásticos que amenazan con la perdición a los políticos. Los adversarios se lanzan acusaciones de hipocresía y asesinato. Se invocan por igual el espíritu de la Constitución y la voluntad de Dios. Se recurre a argumentos dudosos como si fueran certidumbres. Los bandos en liza apelan a la ciencia para fortalecer sus posiciones. Se dividen las familias, maridos y mujeres deciden no hablar del asunto, viejos amigos dejan de hablarse. Los políticos examinan los últimos sondeos para descubrir qué les dicta la conciencia. Entre tanto grito, resulta difícil que los adversarios se escuchen.
Las opiniones se polarizan. Las mentes se cierran.
¿Es ilícito interrumpir un embarazo? ¿Siempre? ¿A veces? ¿Nunca? ¿Cómo decidir? Escribimos este artículo para entender mejor cuáles son las posturas enfrentadas y para ver si conseguimos hallar una posición que satisfaga ambas. ¿No existe término medio? Hay que sopesar los argumentos de uno y otro bando para determinar su consistencia y plantear supuestos prácticos, puramente hipotéticos en más de un caso. Si pareciera que algunos de estos supuestos van demasiado lejos, solicitamos del lector que tenga paciencia, pues estamos tratando de forzar las diversas posturas hasta su punto de ruptura a fin de advertir sus debilidades y fallos.
Cuando se reflexiona sobre ello, casi todo el mundo reconoce que no hay una respuesta tajante. Vemos que muchos partidarios de posturas divergentes experimentan cierta inquietud o incomodidad cuando se dualiza lo que hay detrás de los argumentos enfrentados (en parte por eso se rehúyen tales confrontaciones). La cuestión afecta con seguridad a interrogantes más hondos: ¿cuáles son nuestras responsabilidades mutuas?, ¿debemos permitir que el Estado intervenga en los aspectos más íntimos y personales de nuestra vida? ¿dónde están los límites de la libertad? ¿qué significa ser humano?
Respecto de los múltiples puntos de vista, existe la extendida opinión, sobre todo en los medios de comunicación que rara vez tienen el tiempo o la inclinación debidos para establecer distinciones sutiles de que sólo existen dos, "pro elección" y "pro vida". Así es como se autodenominan los dos bandos contendientes y así los llamaremos aquí. En la caracterización más simple, un partidario de la elección sostendrá que la decisión de interrumpir un embarazo sólo corresponde a la mujer y que el Estado no tiene derecho a intervenir, en tanto que un antiabortista mantendrá que el embrión o feto está vivo desde el momento de la concepción, que está vida nos impone la obligación moral de preservarla y que el aborto equivale a un asesinato.
Ambas denominaciones (pro elección y pro vida) se eligieron pensando en influir sobre quienes aún no se habían decidido: pocos desearán ser incluidos entre los adversarios de la libertad de elección o los enemigos de la vida. La libertad y la vida son, desde luego, dos de nuestros valores más apreciados, y aquí parecen hallarse en un conflicto fundamental.
Consideraremos sucesivamente estas dos posiciones absolutistas.
Un bebé recién nacido es con seguridad el mismo ser que justo antes de nacer. Existen pruebas sólidas de que un feto ya bien desarrollado reacciona a los sonidos, incluyendo la música, pero en especial a la voz de su madre. Puede chuparse el pulgar o sobresaltarse. De vez en cuando genera ondas cerebrales de adultos. Hay quienes afirman recordar su nacimiento o incluso el entorno uterino. Quizá se piense dentro del útero. Resulta difícil sostener que en el momento del parto sobreviene abruptamente una transformación hacia la personalidad plena. ¿Por qué, pues, debería considerarse asesinato matar un bebé el día después de nacer pero no el día antes?
En términos prácticos, esto es poco importante. Menos del 1% de los abortos registrados en Estados Unidos tienen lugar en los tres últimos meses del embarazo (y tras una investigación más atenta se descubre que la mayoría corresponden a abortos naturales o errores de cálculos), sin embargo, los abortos realizados durante el tercer trimestre proporcionan una prueba de los límites del punto de vista "pro elección". ¿Abarca el "derecho innato de una mujer a controlar su propio cuerpo" el de matar un feto casi completamente desarrollado y que, a todos los fines, resulta idéntico a un recién nacido?
Creemos que muchos de quienes defienden la libertad reproductiva se sienten, al menos en ocasiones, inquietos ante esta pregunta, pero son reacios a planteársela porque es el comienzo de una pendiente resbaladiza. Si resulta inadmisible suspender un embarazo el noveno mes, ¿qué sucede con el octavo, el séptimo, el sexto...? ¿No cabe deducir que el Estado puede intervenir en cualquier momento si reconocemos su capacidad para actuar en un determinado momento del embarazo? Esto invoca el espectro de unos legisladores, predominantemente varones y opulentos, decidiendo que mujeres que viven en la pobreza carguen con unos niños que no pueden permitirse el lujo de criar; obligando a adolescentes a traer al mundo hijos para los que no están emocionalmente preparadas; diciendo a las mujeres que aspiran a una carrera profesional que deben renunciar a sus sueños, quedarse en casa y criar niños; y, lo peor de todo, condenando a las víctimas de violaciones e incestos a aceptar sin más la prole de sus agresores. Las prohibiciones legislativas del aborto suscitan la sospecha de que su auténtico propósito sea controlar la independencia y la sexualidad de las mujeres.
¿Con qué derecho los legisladores se permiten decir a las mujeres qué deben hacer con su cuerpo? La privación de la libertad de reproducción es degradante. Las mujeres ya están hartas de ser avasalladas. Sin embargo, todos estamos de acuerdo en que es justo que se prohiba el asesinato y que se imponga una pena a quien lo comete. Muy débil sería la defensa del asesino si alegara que se trataba de algo entre su víctima y él, y que eso no concernía a los poderes públicos. ¿No es deber del Estado impedir que se elimine un feto si ese acto constituye de hecho el asesinato de un ser humano? Se supone que una de las funciones del Estado es proteger al débil frente al fuerte.
Si no nos oponemos al aborto en alguna etapa del embarazo, ¿no existe el peligro de considerar a toda una categoría de seres humanos indigna de nuestra protección y respeto? ¿No es ésa una de las características del sexismo, el racismo, el nacionalismo y el fanatismo? ¿Acaso quienes se dedican a combatir tales injusticias no deberían evitar escrupulosamente que se cometa otra?
Hoy por hoy no existe el derecho a la vida en ninguna sociedad de la Tierra, ni ha existido en el pasado (con unas pocas excepciones, como los jainistas de la India): criamos animales de granja para su sacrificio, destruimos bosques, contaminamos ríos y lagos hasta que ningún pez puede vivir en ellos, matamos ciervos y alces por deporte, leopardos por su piel y ballenas para hacer abono, atrapamos delfines que se debaten faltos de aire en las grandes redes para atunes, matamos cachorros de foca a palos, y cada día provocamos la extinción de una especie. Todas esas bestias y plantas son seres vivos como nosotros. Lo que (supuestamente) está protegido no es la vida en sí, sino la vida humana.
Aun con esa protección, el homicidio ocasional es un hecho corriente en las ciudades y libramos guerras "convencionales" con un costo tan elevado que por lo general preferimos no pensar demasiado en ello. (Significativamente, suelen justificarse las matanzas en masa organizadas por los estados redefiniendo como subhumanos a nuestros adversarios de raza, nacionalidad, religión, e ideología). Esa protección, ese derecho a la vida, no reza para los 40.000 niños menores de 5 años que mueren cada día en el planeta por causa de inanición, deshidratación, enfermedades y negligencias que habrían podido evitarse.
La mayoría de quienes defienden el "derecho a la vida" no se refieren a cualquier tipo de vida, sino, especial y singularmente, a la vida humana. También ellos, como los partidarios de la elección, deben decidir qué distingue a un ser humano de otros animales y en qué momento de la gestación emergen esas cualidades específicamente humanas, sean cuales fueren.
Pese a las numerosas afirmaciones en contra, la vida no comienza en el momento de la concepción; es una cadena ininterrumpida que se remonta a los orígenes de la Tierra, hace 4.600 millones de años.
Tampoco la vida humana comienza en la concepción, sino que es una cadena ininterrumpida que se remonta a los orígenes de nuestra especie, hace cientos de miles de años. Más allá de toda duda, cada espermatozoide y cada óvulo humano están vivos. Es obvio que no son seres humanos, pero lo mismo podría decirse de un óvulo fecundado.
En algunos animales, un óvulo puede desarrollarse hasta convertirse en un adulto sano sin la contribución de un espermatozoide. No sucede así, por lo que sabemos, entre los seres humanos, Un espermatozoide y un óvulo no fecundado comprenden conjuntamente toda la donación genética de una persona. En ciertas circunstancias, tras la fecundación pueden llegar a convertirse en un bebé. Sin embargo, la mayoría de óvulos fecundados aborta de modo espontáneo. La conclusión del desarrollo no está garantizada. Ni el espermatozoide ni el óvulo aislados, como así tampoco el óvulo fecundado, pasan de ser un bebé o un adulto potenciales. ¿Por qué, pues, no se considera asesinato destruir un espermatozoide o un óvulo si uno y otro son tan humanos como el óvulo fecundado producido por su unión, y en cambio sí se considera asesinato destruir un óvulo fecundado, aunque sólo sea un bebé en potencia?
De una eyaculación humana media surgen centenares de millones de espermatozoides (agitando la cola y a una velocidad de 12 cm por hora). Un hombre joven y sano puede producir en una o dos semanas espermatozoides suficientes para doblar la población humana de la tierra. ¿Significa esto que la masturbación es un asesinato en masa? ¿Qué decir, entonces, de las poluciones nocturnas o del simple acto sexual? ¿Muere alguien cuando cada mes se expulsa el óvulo no fecundado? ¿Deberíamos llorar todos esos abortos espontáneos? Muchos animales inferiores pueden desarrollarse en laboratorio a partir de una sola célula corporal. Las células humanas pueden ser objeto de clonación. (La cepa más famosa quizá sea la He La, bautizada así por Helen Lane, su donante.) a la luz de tal tecnología, ¿sería un crimen en masa la destrucción de células potencialmente clonables? ¿Y el derramamiento de una gota de sangre?
Todos los espermatozoides y óvulos son mitades genéticas de seres humanos potenciales.
¿Es preciso hacer esfuerzos heroicos por salvar y preservar a todos y cada uno, en razón de ese "potencial"? Existe desde luego, una diferencia entre suprimir una vida y no salvarla. También es muy distinta la probabilidad de supervivencia de un espermatozoide de la de un óvulo fecundado. Sin embargo, el absurdo de un cuerpo de ínclitos conservadores de semen nos lleva a preguntarnos si es el simple "potencial" que tiene un óvulo fecundado de convertirse en un bebé convierte realmente su destrucción en un asesinato.
A los enemigos del aborto les preocupa que, una vez autorizado el inmediato a la concepción, ninguna argumentación lo impida en cualquier momento subsiguiente del embarazo. Temen que un día resulte admisible matar a un feto que sea, inequívocamente, un ser humano. Tanto los partidarios de la elección como los de la vida (al menos algunos) se ven empujados a posiciones tajantes por su temor compartido a esa pendiente resbaladiza.

Otra pendiente resbaladiza es aquella a la que llegan los antiabortistas dispuestos a hacer una excepción en el caso angustioso de un embarazo fruto de la violación del incesto.
Ahora bien, ¿por qué debería depender el derecho a la vida de circunstancias de la concepción?
¿Puede el Estado decidir la vida para la prole de una unión legítima y la muerte para la concebida por la fuerza o la coerción, cuando en ambos casos se trata de la vida de un niño? ¿Cómo puede ser esto justo? Por otra parte, ¿por qué no hacer extensiva a cualquier otro feto la excepción que se aplica a éstos?
A tal motivo se debe en parte el que algunos antiabortistas adopten la postura, considerada indignante por muchas otras personas, de oponerse al aborto en cualquier circunstancia (excepto, quizá, cuando corre peligro la vida de la madre).
En todo el mundo, la causa más frecuente de aborto es, con mucho, el control de la natalidad. ¿No deberían, entonces, los adversarios del aborto distribuir anticonceptivos y enseñar su uso a los escolares?
Ése sería un medio eficaz de reducir los abortos. Por el contrario, Estados Unidos se halla muy por detrás de otras naciones en el desarrollo de métodos seguros y eficaces de control de la natalidad y, en muchos casos, la oposición a tales investigaciones (y a la educación sexual) ha procedido de las mismas personas que se oponen al aborto.
La búsqueda de un criterio éticamente sólido y no ambiguo acerca de si el aborto es admisible en algún momento tienen profundas raíces históricas. Con frecuencia, y sobre todo en la tradición cristiana, esta búsqueda estuvo ligada a la cuestión del instante en que el alma penetra en el cuerpo, materia no demasiado susceptible de investigación científica y tema polémico incluso entre teólogos eruditos. Se ha afirmado que la infusión del alma tenía lugar en el semen antes de la concepción, durante ésta, en el momento en que la madre percibe por vez primera los movimientos del feto en su seno y el nacimiento mismo o incluso más tarde.
Cada religión tiene su doctrina.
Entre los cazadores-recolectores no suele haber prohibiciones contra el aborto, y también era corriente en la Grecia y la Roma antiguas.
Por el contrario, los asirios, más severos, empalaban en estacas a las mujeres que trataban de abortar. El Talmud judío enseña que el feto no es una persona y, en consecuencia, carece de derechos. Tanto en el antiguo Testamento como en el Nuevo, (que abundan en prohibiciones en extremo minuciosas, con respecto a la indumentaria, dieta y palabras) no aparece una sola mención que prohíba de modo específico el aborto. El único pasaje que menciona algo relevante en ese sentido (Éxodo 21:22) declara que si surge una pelea y una mujer resulta accidentalmente lesionada y aborta, el responsable debe pagar una multa.
Ni San Agustín ni Santo Tomás de Aquino consideraban homicidio el aborto en fase temprana (el último basándose en que el embrión no "parece" humano). Esta idea fue adoptada por la iglesia en el Concilio de Vienne (Francia) en 1312 y nunca ha sido repudiada. La primera recopilación de derecho canónico de la Iglesia Católica, vigente durante mucho tiempo (de acuerdo con el notable historiador de las enseñanzas eclesiásticas sobre el aborto, John Connery, S.J.) sostenía que el aborto era homicidio sólo después de que el feto estuviese ya "formado", aproximadamente hacia el final del primer trimestre.
Sin embargo, cuando en el siglo XVII se examinaron los espermatozoides a través de los primeros microscopios, parecían mostrar un ser humano plenamente formado.
Se resucitó así la vieja idea del homúnculo, según la cual cada espermatozoide era un minúsculo ser humano plenamente formado, dentro de cuyos testículos había otros innumerables homúnculos, y así ad infinitum.
En parte por obra de esta mala interpretación de datos científicos, el aborto, en cualquier momento y por cualquier razón, se convirtió en motivo de excomunión a partir de 1869. Para la mayoría de los católicos resulta sorprendente que la fecha no sea más remota.
Desde la época colonial hasta el siglo XIX, en Estados Unidos la mujer era libre de decidir hasta que "el feto se movía". Un aborto en el primer trimestre de embarazo, e incluso en el segundo, constituía, en el peor de los casos, una infracción. Rara vez se solicitaba una condena al respecto, y resultaba casi imposible de obtener, en parte porque dependía por entero del propio testimonio de la mujer acerca de si había sentido los movimientos del feto, y en parte por la repugnancia del jurado a declararla culpable por haber ejercido su derecho a elegir. Se sabe que en 1800 no existía en Estados Unidos una sola disposición concerniente al aborto. En la práctica totalidad de los periódicos (ya hasta en muchas publicaciones eclesiásticas) aparecían anuncios de productos abortivos, aunque el lenguaje empleado fuese convenientemente eufemístico.
Hacia 1900, en cambio, en todos los estados de la Unión, el aborto estaba vedado en cualquier momento del embarazo, excepto cuando fuese necesario para salvar la vida de la mujer. ¿Qué sucedió para que se produjera un cambio tan extraordinario? La religión tuvo poco que ver. Las drásticas transformaciones económicas y sociales que se producían en Estados Unidos estaban transformando la sociedad agraria en otra urbana e industrializada. Norteamérica estaba pasando de una de las tasas más altas de natalidad del mundo a una de las más bajas. Es innegable que el aborto desempeñó un papel en ello y estimuló fuerzas para su supresión.
Una de las más significativas fue la profesión médica. Hasta mediados del siglo XIX la medicina constituía una actividad sin reconocimiento oficial y sin supervisión.
Cualquiera podía colocar un cartel a la puerta de su casa y autotitularse médico. Con el auge de una nueva elite médica de formación universitaria, ansiosa de incrementar el rango y la influencia de los facultativos, se constituyó la asociación Médica Americana. Durante su primera década la AMA empezó a presionar para que el aborto sólo pudiera ser efectuado por quienes poseyesen título facultativo. Los nuevos conocimientos en embriología, afirmaban los médicos, habían revelado que el feto era humano incluso antes de que la madre sintiese su presencia.
El asalto de la profesión médica contra el aborto no se debió a una inquietud por la salud de la mujer, sino, según se decía, por el bienestar del feto. Había que ser médico para saber cuándo resultaba moralmente justificable un aborto, porque la cuestión dependía de hechos científicos y médicos que sólo los facultativos comprendían. Al mismo tiempo, las mujeres quedaban excluidas de las facultades de medicina, donde habrían podido adquirir conocimientos tan arcanos.
Tal como se desarrollaban las cosas, las mujeres nada tenían que decir acerca de la interrupción de sus propios embarazos. También correspondía a los médicos determinar si la gestación planteaba un riesgo para la mujer y quedaba enteramente a su discreción decidir qué era arriesgado y qué no lo era.
Para la mujer rica, podía tratarse de un peligro para su tranquilidad emocional o incluso para su estilo de vida. La mujer pobre se veía a menudo obligada a recurrir al aborto clandestino.
Así fue la ley hasta la década de los sesenta de este siglo, cuando una coalición de individuos y organizaciones, entre las que figuraba la AMA, trató de abolirla y restablecer los valores más tradicionales que se encarnarían en el caso Roe contra Wade.
Si uno mata deliberadamente a un ser humano, se dice que ha cometido un asesinato. Si el muerto es un chimpancé (nuestro más próximo pariente biológico, con el que compartimos el 99,6% de genes activos) cualquiera, entonces no es asesinato. Hasta la fecha, el asesinato se aplica sólo al hecho de matar seres humanos. Por eso resulta clave en el debate sobre el aborto la cuestión del momento en que surge la personalidad (o, si se prefiere, el alma). ¿Cuándo se hace humano el feto? ¿Cuándo emergen las cualidades distintivamente humanas?
Reconocemos que la fijación de un momento exacto tiene que pasar por alto las diferencias individuales. Por este motivo, si hay que trazar una línea, se debe proceder con cautela, es decir, pecar más por exceso que por defecto. Hay personas que se oponen al establecimiento de un límite numérico, y compartimos su inquietud, pero si tiene que existir una ley sobre esta materia, que represente un compromiso útil entre las dos posiciones extremas, hay que determinar, al menos aproximadamente, un período de transición hacia la personalidad.
Cada uno de nosotros partió de un punto. Un óvulo fecundado tiene aproximadamente el tamaño del punto que hay al final de esta frase. La unión trascendental de espermatozoide y óvulo suele tener lugar en una de las dos trompas de Falopio. Una célula se convierte en dos, dos se convierten en cuatro, etcétera (una aritmética exponencial de base 2). Hacia el décimo día el óvulo fecundado se ha trocado en una especie de esfera hueca que se encamina hacia otro reino, el útero. A su paso destruye tejidos, absorbe sangre de los vasos capilares, se baña en la sangre materna, de la que extrae oxígeno y nutrientes, y se fija como una especie de parásito a la pared del útero.
Hacia la tercera semana, para cuando se produce la primera falta, el embrión en formación tiene dos milímetros de longitud y desarrolla varias partes del cuerpo.
Sólo en esta etapa comienza a depender de una placenta rudimentaria. Recuerda algo a un gusano segmentado.
Hacia el final de la cuarta semana ya mide unos cinco milímetros.
Es reconocible ahora como vertebrado, su corazón en forma de tubo comienza a latir, se advierte algo parecido a los arcos branquiales de un pez o un anfibio, y una cola pronunciada. Parece más bien una lagartija acuática o un renacuajo. Este es el final del primer mes de gestación.
Hacia la quinta semana, cabe distinguir las grandes divisiones del cerebro. Se evidencia lo que más tarde serán los ojos y aparecen unos pequeños brotes que luego se transformarán en brazos y piernas.
Hacia la sexta semana el embrión mide 13 milímetros. Los ojos permanecen todavía a los lados de la cabeza, como en la mayor parte de los animales, y la cara reptiliana posee unas hendiduras unidas que más tarde darán lugar a la boca y la nariz.

Hacia el final de la séptima semana la cola casi ha desaparecido y se advierten ya caracteres sexuales (aunque ambos sexos parecen femeninos). La cara es de mamífero, pero un tanto porcina.
Hacia el final de la octava semana la cara semeja la de un primate, si bien aún no es del todo humana.
En sus elementos esenciales ya están presentes la mayoría de las partes del cuerpo. La anatomía del cerebro inferior está bien desarrollada. El feto revela respuestas reflejas a estímulos sutiles.
Hacia la décima semana la cara tiene ya un aspecto inconfundiblemente humano. Comienza a ser posible distinguir niños de niñas. Las uñas y las grandes estructuras óseas no resultan evidentes hasta el tercer mes.
Hacia el cuarto mes se puede diferenciar la cara de un feto de la de otro. En el quinto mes la madre suele sentir sus movimientos. Los bronquiolos pulmonares no empiezan a desarrollarse hasta aproximadamente el sexto mes y los alvéolos aún más tarde.
¿Cuándo accede, pues, un feto a la personalidad, habida cuenta de que sólo una persona puede ser asesinada? ¿Cuándo la cara se torna claramente humana, cerca del final del primer trimestre? ¿Cuándo reacciona ante estímulos, también al final del primer trimestre? ¿Cuándo se torna lo bastante activo para que la madre lo sienta, hacia la mitad del segundo trimestre? ¿Cuándo los pulmones alcanzan un grado de desarrollo suficiente para que el feto pueda respirar por sí mismo, llegado el caso, el aire exterior?
Lo malo de estos hitos del desarrollo no es sólo que sean arbitrarios: más inquietante resulta el hecho de que ninguno implica características exclusivamente humanas, al margen de la cuestión superficial de la apariencia facial. Todos los animales reaccionan ante los estímulos y se mueven a su antojo. Muchos son capaces de respirar. Sin embargo, eso no impide que los matemos por miles de millones. Los reflejos, el movimiento y la respiración no son lo que nos hace humanos.
Otros animales nos superan en velocidad, fuerza, resistencia, a la hora de trepar, excavar o camuflarse, en vista, olfato, oído, o en el dominio del aire o del agua. Nuestra única gran ventaja es el pensamiento. Somos capaces de reflexionar, de imaginar acontecimientos que todavía no han sucedido, de concebir cosas. Así fue como inventamos la agricultura y la civilización. El pensamiento es nuestra bendición y nuestra maldición, y nos hace ser lo que somos.
El pensamiento tiene lugar, desde luego, en el cerebro, sobre todo en las capas superiores de la "materia gris" replegada que llamamos corteza cerebral. Cerca de 100.000 millones de neuronas cerebrales constituyen la base material del pensamiento. Las neuronas están unidas entre sí y sus conexiones desempeñan un papel crucial en lo que llamamos pensamiento, pero la conexión a gran escala de las neuronas no empieza hasta el sexto mes de embarazo.
Mediante la colocación de electrodos inofensivos en la cabeza de un individuo, los científicos pueden medir la actividad eléctrica emanada de la red de neuronas cerebrales.
Diferentes tipos de acción mental revelan distintas clases de ondas cerebrales, pero las pautas regulares típicas del cerebro humano de un adulto no aparecen en el feto hasta cerca de la trigésima semana del embarazo, hacia el comienzo del tercer trimestre. Hasta entonces, los fetos, por vivos y activos que parezcan, carecen de la necesaria arquitectura cerebral. Todavía no pueden pensar.
Aceptar que se puede matar cualquier criatura viva, en especial una que más tarde tal vez se convierta en un bebé, es problemático y doloroso, pero hemos rechazado los extremos "siempre" y "nunca", y eso nos coloca, querámoslo o no, en la pendiente resbaladiza. Si tenemos que optar por un criterio de desarrollo, aquí es donde hay que trazar la raya: cuando se hace posible un mínimo asomo de pensamiento característicamente humano.
Se trata, en realidad, de una definición muy conservadora, rara vez se encuentran en un feto ondas cerebrales regulares. Serían útiles nuevas investigaciones (también comienzan tardíamente las ondas cerebrales bien definidas durante la gestación de fetos babuinos y ovejas). Si pretendemos que el criterio sea todavía más estricto para tomar en consideración el desarrollo cerebral precoz de algún feto, podemos trazar la raya a los seis meses. Ahí es en donde la trazó el Tribunal Supremo de Estados Unidos en 1973, aunque por razones completamente diferentes.
Su decisión en el caso Roe contra Wade modificó la legislación estadounidense sobre el aborto, que lo permite a petición de la mujer sin limitaciones durante el primer trimestre y, con ciertas restricciones encaminadas a proteger su salud, en el segundo trimestre y autoriza a los estados a prohibir el aborto en el tercer trimestre, excepto cuando exista una seria amenaza para la vida o la salud de la mujer. En la decisión de Webster de 1989, el Tribunal Supremo se negó explícitamente a revocar la sentencia del caso Roe contra Wade, pero de hecho invitó a las 50 legislaturas estatales a que decidiesen por su cuenta.
¿Cuál fue el razonamiento en el caso Roe contra Wade? No reconocía peso legal a lo que suceda con los niños una vez nacidos o con la familia. El tribunal determinó, en cambio, que el derecho de una mujer a la libertad de reproducción se halla protegido por la garantía constitucional de su intimidad. Ahora bien, ese derecho no es omnímodo. Hay que sopesar la garantía de intimidad de la mujer y el derecho a la vida del feto, y cuando el tribunal consideró la cuestión otorgó prioridad a la intimidad en el primer trimestre y a la vida en el tercero. La transición no se estableció según las consideraciones tratadas hasta ahora en este capítulo: cuándo sucede la "infusión del alma" o en qué momento reviste el feto suficientes rasgos humanos para ser protegido por la legislación contra el asesinato. El criterio adoptado fue, por el contrario, si el feto podía vivir fuera de la madre. Esto es lo que se denomina "viabilidad ", y depende en parte de la capacidad de respirar. Sencillamente, los pulmones no están desarrollados y el feto no puede respirar (por muy perfeccionado que fuese el pulmón artificial de que se le dotase) hasta cerca de la vigésimo cuarta semana, hacia el comienzo del sexto mes. Es por esto por lo que la legislación estadounidense permite a los estados prohibir los abortos en el tercer trimestre.
Se trata de un criterio muy pragmático.
Según la argumentación, si en una cierta etapa de la gestación pudiese ser viable el feto fuera del útero, entonces su derecho a la vida se impondría al derecho de la mujer a la intimidad. Ahora bien, ¿qué significa "viable"? Incluso un recién nacido a término no es viable sin cuidado y cariño considerables. Hace tan solo unas décadas, antes de las incubadoras, la viabilidad de los bebés nacidos en el séptimo mes era improbable. ¿Hubiera sido admisible entonces abortar en el séptimo mes?
¿Se tornaron de repente inmorales los abortos en el séptimo mes tras la invención de las incubadoras? ¿Qué sucederá si en el futuro se desarrolla una nueva tecnología que permita a un útero artificial mantener un feto vivo incluso antes del sexto mes, proporcionándole oxígeno y nutrientes a través de la sangre (como hace la madre a través de la placenta)? Reconocemos que es improbable que vaya a existir esa tecnología a corto plazo o que llegue a estar al alcance de gran número de personas, pero ¿sería entonces inmoral abortar antes del sexto mes cuando antes no lo era? Una moralidad que depende de la tecnología y cambia con ésta es una moralidad frágil y, para algunos, inaceptable.
Es más, ¿por qué han de ser la respiración, el funcionamiento de los riñones o la capacidad de resistir las enfermedades, por ejemplo, justificativos de la protección legal? ¿Sería admisible matar un feto que revelase pensamientos y sentimientos pero que no fuera capaz de respirar? A nuestro juicio, el argumento de la viabilidad no puede determinar de manera coherente cuándo son admisibles los abortos. Se requiere otro criterio. Una vez más, ofrecemos la consideración del primer atisbo de pensamiento humano.
Puesto que, por término medio, el pensamiento fetal comienza a manifestarse incluso después del desarrollo fetal de los pulmones, creemos que la sentencia del caso Roe contra Wade fue una decisión buena y prudente respecto de una cuestión compleja y difícil. Con la prohibición del aborto en el último trimestre (excepto en los casos de grave necesidad médica ) se alcanza un equilibrio justo entre las reivindicaciones enfrentadas de la libertad y de la vida.
Como se puede ver Carl Sagan apuesta por una Ley de plazos. Yo lo veo de manera parecida. Salvo graves amenazas para la salud de la madre o graves malformaciones del feto es altamente razonable permitir el aborto hasta una fecha que científicamente se pueda considerar que se trata de una vida humana. Por que señores un embrión dista mucho de ser una persona. Si consideramos que , como los fundamentalistas religiosos hacen, que toda célula con ADN humano es una persona llegamos a absurdos como que cuando nos cortamos las uñas o el pelo cometeríamos genocidios. Lo curioso es que en la biblia no es nada radical con respecto al aborto. O sino lean lo que dice Exodo 21,22

22].Si unos hombres, en el curso de una pelea, dan un golpe a una mujer embarazada provocándole un aborto, sin que muera la mujer, serán multados conforme a lo que imponga el marido ante los jueces. [23].Pero si la mujer muere, pagarán vida por vida, [24].ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie, [25].quemadura por quemadura, herida por herida, golpe por golpe.

Las inncontables sectas cristianas que poseen cada una la única verdad doctrinal, parecen estar de acuerdo en algunos puntos particulares. Por ejemplo, todas son enemigas y contrarias al aborto provocado, incluso en las fases tempranas de gestación, cuando el embrión es incapaz de cualquier actividad neuronal superior, y por tanto incapaz de cualquier función representativa de una persona. Para descalificar la libertad de elección, quienes se oponen al aborto suelen argumentar irracionalmente que a partir del momento en que el espermatozoide fecunda al óvulo, ya hay una "personita indefensa e inocente" que sería víctima del peor de todos los crímenes si la madre decidiera abortar. Sería supuestamente el homicidio de un niñito inocente e indefenso por parte de su propia madre.

Para respaldar esta postura, en la mayoría de los colegios religiosos, los creyentes les lavan el cerebro a las niñas por medio de videos en los que se muestran atroces abortos en fases avanzadas de gestación, por medio de curetaje que muestra los pedazos del feto de forma repulsiva. Incluso llegan al patético punto de redactar cartitas de el "bebé en su vientre" dirigidas a su "mamita que lo va a abortar". Una patética sensiblería irracional, si se tiene en cuenta que un embrión humano en etapas tempranas carece de la más simple actividad neuronal: es incapaz de autopercibirse, de pensar, de ser consciente de sí (ahora mucho menos de ser consciente de que es un ser humano o que existe algo llamado "madre"), incapaz de amar, de razonar, ... en fin, incapaz de cualquier función adjudicable a una persona. En definitiva, la mayoría de la argumentación religiosa acude a falacias argumentativas de apelación a la visceralidad y la emotividad. Los bebés recién nacidos necesitan semanas para aprender la diferencia entre ellos y el exterior del universo. Su sentimiento hacia su madre es un apego instintivo y programado para recibir cuidado y alimento, y sólo con el transcurso de meses y años, el niño comienza a amar verdaderamente a sus progenitores. Igualmente, un niño requiere años para aprender a hablar; a generar modelos mentales sobre el mundo y sobre sí mismo, incluyendo sus propios sentimientos. Necesita años para aprender a empatizar y entender lo que piensan los demás. Poner a un embrión de un par de semanas a escribir una carta en la cual habla a su mamita y la perdona por su supuesto "homicidio" es una patética sensiblería y una manipulación emocional inmoral por parte de los creyentes.

Pero aparte de la argumentación falaz que equipara un embrión a una persona, hay otra que se basa en lo religioso, y aquí ocurre un fenómeno extraño: a la hora de condenar bíblicamente al aborto, los cristianos terminan en un extraño silencio... Pareciera que no hay textos bíblicos explícitos en los que se condene semejante "homicidio". ¿A qué se debe esta ausencia de respaldo escritural? ¿Acaso Yahweh, el dios de amor de los cristianos, el dios que supuestamente valora cada embrión gestado como una personita amada sin importar las circunstancias de su fecundación, acaso la divinidad no hubiera sido claro y explícito en un tema tan contundente como el aborto? En realidad, la biblia sí es clara con respecto al aborto, y a la condición de los embriones. Parece ser que los fundamentalistas basados en la "sola scriptura" ignoran mucho (o se hacen los que ignoran) con respecto al Valor Inspirado que Dios le da al Feto

Notas tomadas de http://www.geocities.com/torosaurio/ y http://argatea.blogspot.com/